RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

25 dic. 2012

VILLABALTER CAMPO A TRAVÉS 2012

Esta vez hemos cambiado la montaña que nos ofrecía la última edicción de la Peña del Tren, por el campo de Villabalter; una hermosa zona con muchas posibilidades para este tipo de carreras, que este año ha visto mermadas las exigencias en un recorrido que pudo haber sido realmente divertido, tanto para el público, como para la gran cantidad de deportistas asistentes a la prueba. La esencia del campo a través en invierno es la zapatilla embarrada hata límites poco creibles, piernas, pantalones camisetas y hasta el rostro tiznado de pequeños puntos de agua embarrada, que demuestran sin dudas como ha sido el recorrido. Este año se optó por ningunear los pequeños charcos que lo hicieron exitoso el anterior para completar un recorrido bastante rápido que hubiera hecho las delicias de algunos de los excelentes corredores que ha dado esta tierra y no aparecieron en la línea de meta.

La prueba ha contado con participación de los hermanos de Castrocontrigo, Santi y Magín Nistal, así como la de Mar, una de nuestras mejores bazas en carreras por montaña, una deportista que no le teme a las alturas ni a las distancias ni dificultades más extremas, como ya nos ha demostrado recientemente.

Una prueba repito, con todos los ingredientes para hacer un recorrido, que obligue a bajar un poco la punta de velocidad a causa de los resbalones y las caidas que permita a otros no tan punteros arriesgar y tener más posibilidades de estar ahí, dando guerra a los que ya todos conocemos.

Los Enriques, Itamares, Sergios, Albertos, Silvanes, Villas, o Mediavillas, no dejarían de demostrar sus cualidades en otras competiciones donde evidentemente la pelea siempre girará a su alrededor, y donde por tanto siempre podremos disfrutar de sus cualidades, suficientemente demostradas por todos y cada uno de ellos.

23 dic. 2012

LAGO AUSENTE (RAQUETADA)

No parecía el día más propicio para este evento, pues una niebla en bastantes tramos espesa nos impedía la visión, tanto durante el viaje, como durante la caminata; afortunadamente hubo momentos en que abrió y nos dejó vislumbrar ese hermoso paisaje que nos ofrece San Isidro y alrededores.

Poca nieve o muy poca para ésta época del año, y aunque en algunos tramos, pudieras meterte hasta por encima de la rodilla, poca como digo, muy poca nieve, aunque con buena voluntad,  y sin ponernos muy exigenes, los que quisimos nos pudimos las raquetas  y probamos la nieve, en algún caso de cuerpo entero.
Nos juntamos una porrada de caminantes (y otros que caminan corren y hasta hacen más cosas), para hacer una visita que aunque en un principio tenía otro destino; se cambió a última hora por este sencillo pero agradable paseo.

Hecha la visita y tras degustar brevemente algunos productos de la tierra; comida fraternal para reponer fuerzas, darle a la hebra y echar unas risas por todo lo alto, no sea que este gobierno o el que venga nos quiten definitivamente las ganas y los medios.

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS! 

Las fotos en la dirección de abajo


14 dic. 2012

LAS TORERAS DE LAS MONTAÑAS

LAS TORERAS DE LAS MONTAÑAS


Son mogollón, más o menos altas; más o menos delgadas, pero todas por lo general fuertes como toros, duras como el diamante y sin embargo ligeras como esa brisa que nos acaricia la piel en un cálido día de verano.

Han perdido la patente de los colores, porque ellos también se adornan últimamente; pero son ellas, las que siguen teniendo ese don especial para conjuntar pantalones con camisetas y combinarlo todo con zapatillas, guantes o eso que nosotros siempre hemos llamado braga y ahora llaman “buff”.

No pierden el sentido del humor ni después de haberse machacado el cuerpo durante veinte, treinta, setenta e incluso las cerca de cien horas que invirtió la última ganadora del “Tor des Geants”.

Saben que tienen cierta dificultad añadida para completar entrenamientos, sobre todo por la montaña, o el monte y no hablemos en horas nocturnas, pero son conscientes de que hay que tomar ciertos riesgos para alcanzar el objetivo y se buscan la vida como pueden para no perder comba.

Llegan a la línea de meta con una sonrisa que denota satisfacción, pero a diferencia de ellos se adivinan además, rasgos evidentes de ORGULLO, porque aunque la distancia, el recorrido y las dificultades sean iguales para todos; lo suyo es otra historia; y como ocurre aún con el día a día, tienen que ganarse al respetable, no cada jornada o cada mes, sino cada minuto.

Este noble arte de correr por la montaña no conoce de tratados; los problemas y el aprendizaje, que suele discurrir entre entrenamiento y competición, se resuelven gracias al talonario del esfuerzo diario, y, a golpe de golpes.

No conozco ninguna que se dedique al cien por cien a la especialidad; muchas son madres, tienen maridos, hijos, y como no, padres a los que cuidar y con fortuna un trabajo para aportar lo suyo a la casa, pues este deporte a diferencia de otros más mediáticos no da para comer, y en el noventa y nueve por ciento de los casos genera gastos y a veces hasta imprevistos.

Enfrentarse a las montañas, es a veces un ejercicio, no exento de cierta violencia en su sentido más amplio, pues afecta no solamente al cuerpo sino a la mente. Así cuando los elementos se desatan, solo se podrá superar este trance a base de conocimiento, sentido común y una enorme fuerza de voluntad.

Aún hay por ahí, algunos personajillos que solo tienen ojos para sus curvas; las miran fijamente por delante y por detrás y emiten juicios de valor sobre cosas que nada tiene que ver con su esfuerzo; pero ellas han aprendido a ir a lo suyo, y no solo no le temen a nada, sino que día sí, día también demuestran que van sobradas no solo de valor, sino también de capacidad.

Se suele decir en el argot taurino “Cada toro tiene su lidia” y lo mismo podemos aplicar a las corredoras de montaña; cada una es un mundo, cada competición un momento diferente, y cada entrenamiento un instante irrepetible. Pero en general, miran de frente sin arrugarse, saben que sin una observación previa, las posibilidades de una buena faena disminuyen.

Dominan tanto la lluvia como el sol y la nieve; cada una tiene sus preferencias, pero compiten lo mismo haga frío o calor y no hay, barrizal ni roca en el mundo que no haya quedado prendado con sus modales exquisitos para con la montaña. Aquí como en casa de todo hijo de vecino que se precie; hay excepciones, pero es muy raro ver, a ninguna de ellas, incumplir las normas más elementales de respeto a la montaña.

Cuando la montaña les muestra sus enormes pitones, estamos ante el anuncio de una larga y peligrosa faena. La embestida puede venir por abajo, puede enrocarse y pillarnos desprotegidos. A la torera entonces, no le queda más que componer la figura, mantener el tipo y utilizar toda clase de suertes, y artimañas, si lo que pretende es rematar la faena de la supervivencia. 

Pero ¡ojo!, no son perfectas, ni mucho menos, y como diría alguien, ni falta que las hace. En ocasiones se las ve al límite de su capacidad, y la sonrisa forzada no puede ocultar el dolor y el sufrimiento que están sobrellevando; entonces es posible ver como unas pocas lágrimas las hacen más humanas y los que tenemos la suerte de andar por esos andurriales justo entonces; percibimos como se nos dilata el corazón, y se nos ralentiza el ritmo cardíaco, al tiempo que la emoción supera al resto de sentimientos. Ser más grande es casi imposible, y el respeto por estas “toreras” se torna en admiración.

Es un placer, verlas al entrar en su terreno; y allí donde otros retroceden, ellas controlan; lo mismo dan pases naturales, que recortan o gallean. No le temen a los pases de pecho y son capaces de ejecutar un volapié a la montaña más empitonada; y aunque a veces esta tira derrotes a las toreras intentando pillarlas desprevenidas; ellas le salen al encuentro por verónicas, sabiéndose capaces de resolver el lance, también las hay diestras en el arte del engaño y para cuando la montaña quiere darse cuenta, ya está desarmada e indefensa.

Yo siempre he dicho, que están más preparadas que nosotros para el sufrimiento más intenso; tal vez la maternidad haya ido dejando posos a lo largo de los siglos y la clave esté en sus genes femeninos. Si volviésemos tan solo cien años atrás y cualquiera de estas chicas intentase repetir la más pequeña de estas hazañas, tendría que ser muy hábil para burlar el manicomio. No hay más que fijarse en alguna de sus precursoras en otros campos, donde solo las más fuertes entre las más fuertes lograron llevar a cabo sus deseos, ya fuera volar, pilotar un coche de carreras, poner un pequeño negocio, o simplemente viajar.

Tienen nombres y apellidos normales y corrientes, vidas sencillas pero muy intensas, y no se las suele ver ir de “machitos” por haber ganado tal o cual carrera de prestigio. Algunas ciertamente podrían, pero no se suele dar el caso.

Cuando salen a competir compiten, cuando salen a disfrutar disfrutan, pero en ocasiones también salen un poco forzadas por las circunstancias y como el resto de mortales, lo pagan generalmente con alguna lesión que las aparta del ruedo momentáneamente; porque esa es otra; no son enfermas normales ni habituales y en ocasiones una lesión que podría dar para dos meses, en su caso, solo da para una semana. Se lo cuentas a alguien y se piensa que le estás vacilando, pero una vez más la realidad se empeña en nadar contra corriente.

Algunas tienen cabecitas, pero casi todas son cabezotas y si no que nos lo digan a nosotros que de eso sabemos un rato. Si deciden que hay que terminar, pues hay que terminar, y ya pueden caer chuzos de punta, ya pueden volverse locos los termómetros, los cronómetros o los altímetros, o lo que se ponga por delante, que las verás llegar cojeando en el mejor de los casos agarradas con desesperación a los bastones, pero contentas con haberse salido una vez más con la suya.

Bromas aparte; es un privilegio verlas subir y bajar por lugares inverosímiles para el resto de los mortales, como quien cose; y cada vez sucede más, que lo que en algunos casos desdibujaba el rostro de alguno de sus rivales masculinos cuando estos se quedaban atrás, se va convirtiendo en un signo de respeto y admiración, no solo por la alegría y colorido que aportan al recorrido, sino sobre todo, porque, ya no necesitan demostrar nada más y se han metido al respetable en el bolsillo.

Tal vez quede algún rescoldo de desigualdad por ahí sin solucionar; pero el reconocimiento de vuestros compañeros de fatigas y la admiración de los que solo os admiramos y disfrutamos con vuestro esfuerzo es cada vez más unánime.

Si el extraordinario Francisco de Goya apareciese en nuestra época con su genio y sus pinceles, ya no distinguiría donde está el diestro y donde la cuadrilla; dejaría de pintar aquella España canalla, y terminaría pintando, los rostros y los gestos de toda la “torería” dispuesta a pelear con la montaña.


Epílogo:
En realidad, en mi artículo anterior "Los toreros de las montañas" intenté que el resultado fuera totalmente neutro, en ningún momento pensé en hombres o mujeres, solo que al tener más cercanía con ellos,  tal vez como por desgracia, viene sucediendo a lo largo de los siglos, me haya dejado llevar de mi lado masculino y en lo individual solo sale feflejada una de vosotras, de modo que  sintiéndome deudor, he tratado de compensar la balanza con este otro artículo que os dedico de corazón.

Puede que no haya podido alcanzar vuestra comprensión con estas líneas, incluso alguna de vosotras, pensará que sobra más de la mitad y falta casi todo; otras que “a que te metes Manolete”; incluso alguna verá cierta actitud machista; pero aún así, y desde la humildad que me otorga saberme ignorante; quiero que resuene en vuestros oídos el ¡OLÉ! más sincero que os podáis imaginar, y tened por seguro que si yo fuera el presidente de la plaza, os ofrecería sin dudarlo, LAS DOS OREJAS Y EL RABO (del toro por supuesto).


10 dic. 2012

LA PEÑA DEL TREN 2012

IV CROSS ALPINO LA PEÑA DEL TREN

Evidentemente, no son los Alpes; pero mola un montón y tenemos más variedad. Hay hermosos desniveles por donde los gallos vuelan y los más retrasados sufren enormemente, más por la falta de preparación que por los grandes porcentajes.

Este año la cosa pintaba requetebién, y al final todo ha salido de perlas, para comenzar el recorrido se había endurecido notablemente y eso a esta gente de la que muchos se preguntan si estará en su sano juicio; le mola, le presta, le motiva. Esta vez ha llovido a gusto de todos. Bueno, decir de todos siempre es excesivo; son muchos los participantes, muchos los kilómetros y a pesar de una señalización a mi modo de ver adecuada y abundante, siempre hay alguien que se pega un leñazo o se despista, entre otras cosas, porque aquí se va muy rápido; incluso algunos de los que caminan, corren y ya se sabe con la velocidad se pierde el detalle.

Por delante se ha salido “a fuego” y muchos se preguntan que les ha dado a estos tíos, que donde van, que qué comen, que si están majaras. Algunos de estos tíos son:
  • Iván Ortíz el campeón de España de carreras por montaña, un fuera de serie en esto de trepar y destrepar, cuyo currículum aburriría hasta a un lector empedernido.
  • Alfredo Gil, un Bejarano, que ya sabe lo que es entrar por delante en esta carrera (y en otras). Un deportista que va muy bien a su aire, que entrena cuando el trabajo le da tregua y con muy buenos resultados.
  • Fernando Arca, otro extraordinario atleta que sabe en qué consiste esto de leer las carreras, los ritmos y los esfuerzos, y que ayer demostró estar en muy buena forma.
  • Que podemos decir del asturiano Santi Obaya en relación con estas carreras que no sepan los merodeadores de revistas y reportajes de montaña.
  • Salvador Calvo, una vieja gloria que se resiste a ser pasado y sigue año a año recolectando primeros puestos en los lugares más impensables del planeta como si aún tuviera dieciocho.
  • Otra vieja gloria entre los leoneses “Chamar”, que vuelve dispuesto a recuperar a los primeros lugares en las listas de privilegio.
  • Lolo Díez, un viajero infatigable que se apunta a todo lo que le suene guapo en esto de “zampar kilómetros y desniveles; organizador por otra parte, de una de las carreras con más prestigio junto a la “Peña”; la Alto Sil allá para el 17 de marzo (http://www.carreraaltosil.com). Una prueba en la que si es cierto lo que me han dicho, hay que ser muy rápido para inscribirse, porque las inscripciones se cierran a velocidad de vértigo.
  • Y para finalizar, el más joven, Pablo Manuel Villa; un producto elaborado aquí en la tierra, en este León que le vio nacer y le está viendo crecer, con ese reposo que necesita el buen vino para llegar a añejo. Se consagró con su cuarto puesto en la general en el Mont Blanc y este año quiere dar otro pequeño salto.
Independientemente de que aquí hasta el último es un “gladiador”, había mucho más material en la Peña que podríamos incluir en el listado precedente, pero sería tal vez demasiado largo e incluso no sería demasiado justo intentar evaluar por los resultados, puesto que aparte de las circunstancias personales, mientras unos están comenzando la temporada, otros la dan fin.

La temporada de estos deportistas cada vez se está haciendo más larga, los compromisos cada vez son de mayor envergadura; los desplazamientos tienden a ser más lejos, a países y zonas que a algunos nos sería imposible ubicar en el mapa. A alguno sus patrocinadores le obligan a realizar una serie de competiciones obligatorias a lo largo de la temporada; les hay que se buscan como en el antiguo oeste, y se apuntan en la misma prueba con ánimo de pelea sana, siempre dentro del respeto a la amistad y al esfuerzo.

De esto sabe mucho el organizador del Peña del Tren, Santiago Nistal, organizador así mismo de otras pruebas como la “Tilenus”. Un hombre recio, de esos que saben distinguir los colores verdaderos, de esos que al pan le llaman pan y al vino aguado porquería; un hombre que sabe de qué va esto, no sé si más por los rasguños en las piernas o por los agujeros en los bolsillos. Santi no se arredra, cuenta con la inestimable ayuda de un montón de voluntarios, incluida “Mar” (la primera dama); otra “torera” a la que no marean las alturas, ni los kilómetros, ni los idiomas. Y entre todos ellos, año tras año insisten en mejorar lo ya conocido. De momento lo están consiguiendo; por el gran nivel de los participantes, por el café de puchero y por las continuas variaciones en los recorridos, buscando ese recorrido perfecto que para él deja de serlo cada año, en cuanto se da la salida de la prueba.

De entre las féminas, excelente nivel, sobre todo el demostrado por la ganadora, Raquél Maestre, que no dio tregua en esta “pelea amistosa” que nunca cesa.

Como veis el asunto femenino se queda un poco corto ¿no?, por eso la crónica de las chicas, se la voy a pasar a una especialista; la apodan Menphis, y esta es su página: 

http://kataverno.com
 
ya ves que nombrecito se gasta; para los que no dominan idiomas Ana puede servir. Las chicas están de enhorabuena, pues esta madrileña ha creado una página donde explayarse y donde reconocer lo que habitualmente no se reconoce, el papel de las “toreras de la montaña”, de las que en breve realizaremos aquí un artículo en exclusiva que sinceramente (“mea culpa”) ya está tardando; de modo que entrad en la página y poneros en contacto con ella que esto puede ser el principio de algo grande.

Ana ya tienes curro.

Me corrige Ana, que tiene mucha paciencia conmigo y me dice que la dirección de arriba es en la que cuelga las fotos, que la de las "toreras" será:  Avernotrail.com. Yo como veis no voy a hacer ningún comentario sobre el nombrecito.

Las fotos se subirán aquí, pero poco a poco: 




4 dic. 2012

PEÑA DEL TREN..TRANSCANDAMIA... ALTO SIL.

La Peña del Tren, organizada por uno de los varios expertos que tenemos en carreras por montaña y ultras, Santiago Nistal; contiene todos los ingredientes para pasar un día inolvidable; no en vano, se ha extendido la voz entre los participantes que ya se saludan con un "bienvenidos al infierno".

Por si fuera poco Santi y Mar, nos deleitan con un placentero viaje en bus para hacer un seguimiento exhaustivo de la prueba, una iniciativa a elogiar y a copiar donde se pueda.

Ya tocaba volver a visitar Catrocontrigo, Torneros de la Valdería y otros pueblos de paso que forman parte de esta hermosa zona leonesa. Este domingo que cae en 9; hay que madrugar un pelín que le vamos a hacer, pero si la cosa pinta como estos años de atrás, va a merecer la pena y parece que pinta incluso mejor, sobre todo a nivel competitivo con grandes especialistas.

Aquí teneis la mejor información, sobre horarios y otras menudencias:
http://crossalpinolapenadeltren.blogspot.com.es/p/informacion.html

El día 7 desde a cargo del Ayuntamiento de Valdefresno, y el amigo Anibal Miguel, repetimos La trancandamia, una prueba muy divertida, por una zona que los leoneses siempre hemos denominado como "Las Lomas": No llega a ser una carrera por montaña, pues hablamos de cerros o lomas que prácticamente no superan los 100 metros de desnivel, pero tiene el aliciente de los cambios casi repentinos de ritmo, durante prácticamente todo el recorrido.  Hay alguna zona que se le puede hacer difícil a los novatos, pero todo el que haya entrenado un poco por los pinos ya debería tener dominadas todas las subidas y bajadas. De no ser así, sobre todo si hay barro, con proteger un poco las posaderas es suficiente.

Con posterioridad, habrá que irse preparanto para la "Alto Sil", una carrera con mayores pretensiones, confeccionada por Lolo Díez, que sabe muy bien de que va la cosa. Aquí si que hay que ir ya un poco preparados para el esfuerzo, y si cae como el año pasado, para el frío, la nieve y lo que haga falta. Teneis también más información sobre el recorrido, junto a un mapa muy chulo aquí:

 http://www.carreraaltosil.com/p/recorrido.html

Hay más cosas interesantes, pero de momento con esto ya podemos disfrutar de estas próximas navidades.


12 nov. 2012

MIEDO

MIEDO AL 14 N

¿Lo recuerdan?  

Es galán, y como un oro
tiene quebrado el color;
persona de gran valor,
tan cristiano como moro;
que pues da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,
poderoso caballero
es don dinero.

Nos lo dejaba impreso, el genial Quevedo; pero ¿es más poderoso el dinero que el miedo?

Ciertamente ambos han ido unidos de la mano a lo largo de los siglos; y aquellos que tenían el dinero (poder), o aquellos que eran recompensados por este, fabricaban las dosis de miedo adecuadas a cada momento histórico.

En el mundo actual, tal vez sea este el factor dominante; mucho más que la economía a la que todos culpan de la situación de crisis que vivimos.

Los gobiernos actuales, así como las grandes religiones, basan su supervivencia justo en la dosis de miedo que inoculan a la población. Unos nos venden el paraíso, y los otros un mundo mejor, pero si somos consecuentes con la historia, y con el día a día; veremos que en ambos casos nos han estado engañando durante siglos.

Si en ciertos momentos, se actuaba en nombre del dios de la religión; hoy los gobiernos, ya tienen su propio dios, (el dios mercado) para adoptar nefastas medidas, que lleven a la mayor degradación física y síquica posible del ser humano.

Pues bien, solo hay una salida para enfrentarnos a este grave problema, y es el propio miedo, solo que ahora son ellos los que deben sentirlo en sus carnes. Ellos solo defienden su dinero, nosotros el futuro de nuestros padres, hermanos e hijos.

Una nueva huelga general se acerca, y es una buena oportunidad para darles ya la primera ración; que sepan, que no deben temer a los mandamases de los mercados, sino a los ciudadanos; saben muy bien que si reaccionamos nadie podrá con nosotros, y que lo primero que peligra son sus sueldos y su bestial y vergonzoso estatus social.

Saben muy bien lo mal que lo están haciendo, y los motivos que les guían; saben perfectamente que obran contra los intereses de los ciudadanos (no olvidemos que ciudadano, es aquél que viviendo en una ciudad, es titular de todos los derechos y deberes que benefician a la ciudadanía en su conjunto, y no solo a cuatro gatos)

Ya está bien de tomar partido por unos o por otros; tomemos, partido de una vez, por el sentido común, por el bienestar futuro para nosotros y nuestros descendientes.

A partir del 14 N, nosotros podemos ser su nuevo dios; podemos conseguir que nos tengan pavor; no perdamos otra oportunidad, porque no sabemos cuantas nos quedan.



6 nov. 2012

VAMOS A CORRER DESCALZOS TRALARÁ.

Vamos a dividir el artículo en tres capítulos:

1.- Vamos a correr descalzos... Tralará...              (Capítulo 1)
2.- La técnica de carrera, pautas a seguir.             (Capítulo 2)
3.- Zapatillas, casas comerciales y tendencias      (Capítulo 3)


VAMOS A CORRER DESCALZOS... TRALARÁ... (Capítulo I)

Como diría alguno de mis pupilos, ya iba siendo hora, y es cierto; creo que es el momento.

No se si alguna vez he sido el primero, ni me importa; si algo me ha demostrado la experiencia a lo largo de los años; es, que por muy autodidacta que seas; por lo general, hubo otro antes que tú que se anticipó a tus ideas, solo que no fue corriendo a registrarla. A día de hoy algunos de aquellos pioneros se llevarían una sorpresa, al ver cómo, muchos, no tienen escrúpulos en apropiarse de cualquier idea que les acerque un poco más al abismo de la fama.

Desde siempre me atrajo la idea de descalzarme; lo que puse en práctica en múltiples ocasiones, incluso hoy día, en cuanto tengo ocasión me muevo con los pies desnudos. Al principio parece que la piel se revela y si te tocas raspa como una lija; notas las piedras por pequeñas que sean, sobre todo si caminas y se te clavan en el talón; pero poco a poco es como si se perdiera sensibilidad y los inconvenientes del terreno van molestando menos, al tiempo que la piel, (al tacto), curiosamente, se suaviza un tanto.

Antes de nada, y puesto que una grandísima mayoría va a seguir cayendo de talón; tengo que decir que lógicamente para este tipo de corredores, la amortiguación es importante, y estoy de acuerdo en que busquen la mejor zapatilla para sus condiciones; pero a mi modo de ver, con cada apoyo están echando en cierto modo el freno de mano; quiero decir que cada vez que el talón impacta contra el suelo, hay un instante en que parte de la energía acumulada con el impacto, vuelve hacia atrás, justo la dirección contraria en la que vamos.

En un principio, traté de convencer a alguno de mis colegas; recuerdo muy bien como intentaba explicarles que aquella vieja norma sobre que al caer el pie soportaba todo el peso del cuerpo multiplicado por 3 (por 6 según algunos. ¿quien da más?), se podía variar en función de la técnica de carrera, pudiendo mediante su aplicación, reducir esas cifras en gran medida, y obteniendo por tanto un gran beneficio, sobre todo en largas distancias. Pero si bien al inicio, había cierta curiosidad; al final todo el mundo, hasta yo mismo terminábamos por calzarnos.

Con el tiempo volví a correr descalzo cuando se presentaba la ocasión; algunas veces sobre el tartán de las pistas, donde el pie nota perfectamente la superficie rugosa y como esta erosiona la piel hasta llegar a hacer daño; otras veces en alguna carretera de poco tránsito, disfrutaba llevando las zapatillas en las manos ante la mirada extrañada de los pocos con los que me cruzaba; nunca fue una norma fija, pues jamás me vi corriendo en una prueba junto a los demás con los pies descalzos.

Posteriormente cuando comencé mis tareas como entrenador, ni siquiera lo intenté; ya hacía suficientes cosas “poco habituales”; de modo que simplemente me limité a realizar ciertos trabajos con los pies desnudos, la mayor parte de las veces en las pistas de atletismo, o zonas de hierba, buscando que los atletas reconocieran ciertas pautas para con ello tener un margen mayor de adaptación a mi estilo de técnica de carrera.

A día de hoy, aún me encanta la idea de correr descalzo, pero reconozco la enorme dificultad de hacerlo sin correr riesgos; pues en cualquier esquina puedes encontrarte los cascos de una botella que algún “simpático” prefirió romper en el suelo, en vez de tirar a la basura. Realmente las ciudades no están pensadas para ir descalzos, lo cual limita considerablemente el campo de acción para los amantes de esta técnica que van apareciendo ya poco a poco, (el último que he visto, corrió descalzo por asfalto en los 10kms de León).

Aconsejo trotar descalzo, como aplicación de la técnica, y como método de recuperación, tras una carrera exigente y desde luego continúo recomendándolo siempre que el terreno lo permita. ¿Por qué vamos a confiar, la amortiguación a una zapatilla, cuando tenemos el mejor sistema de suspensión del mundo en nuestros propios pies? No olvidemos que todo lo que traslademos a la zapatilla, dejará de estar bajo nuestro control; de modo que cualquier defecto en la zapatilla puede convertirse en una lesión para el corredor.

Tal vez para salir al paso de la pregunta ¿Cuál es la mejor técnica de carrera?, debería contestar, que aquella que permite a un individuo concreto obtener mayores beneficios con el mismo nivel de esfuerzo, pues cada individuo, además de una calidad, tiene su propia estructura, como ocurre con el ADN; aún así, estoy convencido de que la técnica debe de ser la misma para todos, independientemente de que cada uno por su propio bien deba realizar ciertas correcciones personales antes de ponerse a la tarea de correr.

No voy aquí a tratar de convencer a nadie; en absoluto; cada uno tiene que ser libre de experimentar y de hacer lo que crea más conveniente, nunca fue bueno hacer las cosas por la fuerza, por mucho que para algunos sea el mejor sistema de gobierno. Simplemente voy a tratar de explicar cuál es a mi juicio la técnica de carrera más ventajosa y luego cada cual, que tome su propio camino, y tan amigos.

Es evidente pues que soy un firme defensor de correr descalzo; pero debe quedar más claro aún, que no se puede correr de cualquier manera, ni descalzo ni calzado; o tal vez si se puede, pero no se debería. Estoy hablando evidentemente de la técnica de carrera.


LA TÉCNICA DE CARRERA, PAUTAS A SEGUIR          (Capítulo II)

  1. Comencemos por colocar el cuerpo correctamente y bien alineado; la idea es adelantar un poco el centro de gravedad, inclinándonos hacia delante (15cms aproximadamente a nivel de la nuca o barbilla); pero como si nuestro cuerpo fuera un poste; es decir, la inclinación la da dejarse caer un poco (nunca agacharse).
  1. Si ya estamos en posición, vamos a mirar hacia la dirección de carrera; todo lo que no sea así, sobre todo si se repite mucho será un desperdicio de energía; incluso en competición, no deberíamos perder tiempo en mirar atrás.
  2. La cabeza debe de mantener la línea de la columna (el poste), la barbilla siempre paralela al suelo, y no inclinarla nunca sobre el pecho, para no romper la linealidad.
  3. Los hombros, deben de estar relajados en todo momento, pero manteniendo la tensión mínima para que no se curven hacia delante. En esto ayuda meter aire en los pulmones, (sacar pecho) de modo que al hacerlo notaremos como se nos van más fácil un tanto los hombros hacia atrás.
  4. Los brazos, deben caer por su propio peso, y siempre a lo largo de los costados, tomando como referencia ese punto a la hora de correr. Durante la carrera, formarán un ángulo tomando como referencia la parte interna del codo, que intentarán mantener durante el mayor tiempo posible.
  5. Las manos, se mantendrán próximas a las caderas en su paso “adelante atrás”; dando libertad a las muñecas, que no deben generar ningún tipo de tensión.
  6. Las caderas son una parte esencial en la técnica de carrera, aunque muy pocos corredores aprovechan este recurso. De hecho deben participar activamente en un movimiento inicial adelante arriba, siendo esencial en la longitud de zancada, y en el gasto energético.
  7. Las piernas, gracias a la impulsión y la participación de la cadera deben subir hacia delante y arriba, colocando la rodilla prácticamente a la altura de la cadera, para iniciar posteriormente, un descenso y un recorte de modo que el pie, caiga un poco hacia atrás y nunca por delante del centro de gravedad.
  8. Las rodillas, deben de participar lo justo, pues deben dar prioridad a los tobillos.
  9. Los pies, que serían lo que el cerebro a las ideas, son la clave en relación a la técnica de carrera que yo empleo. La caída se produce de metatarso; más o menos, sobre esa especie de almohadilla que tenemos antes de los dedos, pero como he dicho antes, la caída no se produce de atrás-adelante, sino de adelante-atrás.
  10. Debemos aprender a relajar todas aquellas partes de nuestro cuerpo que no intervienen en ese instante o que lo hacen en un plano secundario o casi nulo.
Como norma general, lo primero es que cualquier cambio en la técnica requiere de una adaptación, mayor o menor en función de la complejidad que la misma tenga para cada aspirante. 

De todos es sabido que las carreras se ganan en el suelo, y no manteniendo la suspensión; de modo que la distancia entre apoyos (longitud de zancada) vendrá dada por esa misma norma; norma que por otra parte no habla de distancias concretas; por lo que como siempre cada uno la adaptará a sus circunstancias, pues no es lo mismo hacer un 1000 en pista que un kilómetro vertical. De modo que saquen sus conclusiones y si escuchan cosas, incluso de personas con gran respaldo mediático, mediten antes de ponerlas en práctica; pues bien pudiera ser que la ignorancia de muchos se convierta en una verdad para tontos. Dicho de otro modo, hay mucha gente por ahí, que está inventando todo el día cosas y no saben donde tienen su pie izquierdo (yo podría ser uno de ellos).

Queda pues explicada “groso modo”, la técnica de carrera, que insisto, no pretendo hacer universal ni mucho menos, pero sí que creo, puede serle útil a algunos corredores que insisten en caer de talón, consiguiendo así una repercusión en cadena desde el talón, hasta la nuca, que ni da ventajas en la competición, ni proporciona ningún beneficio. 

Solo añadir, que cambiar la forma de correr a la que uno está habituado no es sencillo, y en algunos casos, es tarea prácticamente imposible, sobre todo si no se tiene confianza en el cambio.
Para realizar la mejor adaptación, cada persona debería conocer primero, cuáles son sus defectos a la hora de correr para intentar corregirlos, y una vez solucionada esa parte, comenzar alternando trote descalzo con trote calzado, realizando una progresión generosa en el tiempo, y ritmo, hasta la total adaptación, tanto muscular, como y sobre todo mental.

He dejado para el final un par de temas que seguro también provocarán controversia, pero que vuelvo a insistir; no buscan la provocación, sino tan solo aportar ideas, y en esas estamos.


ZAPATILLAS, CASAS COMERCIALES Y TENDENCIAS      (Capítulo III) 


Los que tenemos una edad y restos de memoria, recordarán el tipo de zapatilla que usábamos en nuestra época; yo que tengo más de la primera que de la segunda, me tengo que conformar con algunos rasgos, y entre ellos uno fundamental y directamente relacionado con lo que estamos hablando; que yo recuerde, las había más duras y más blandas, tanto en la suela como en el exterior, pero no existía la cámara de aire ni el gel. Es cierto que había ya materiales que absorbían mejor que otros el imparto a la hora de caer; pero la característica que más recuerdo es que eran todas muy planas, y generosas con el espacio del pie.

Sea como fuere, el caso es que la rivalidad entre las casas comerciales y el jugoso negocio del deporte ya funcionaban como una maquinaria bien engrasada, y estas, trabajaban lógicamente en conseguir dominar las tendencias del público en general y sus posibles compradores en particular, utilizando igual que ahora a los ídolos del momento como señuelo para la venta de sus productos, que en la mayoría de los casos, estos ídolos no se ponían más que para el anuncio.

A veces estudios patrocinados por las propias casas, o en alguna ocasión, tal vez por alguien “neutro”, nos ponían sobre la pista de cuál era el mejor material del momento y cuáles eran sus ventajas; provocando a continuación un aluvión de mensajes publicitarios y repetitivos hasta la saciedad, encaminados por supuesto a atontar y captar compradores para sus productos.
Nos tienen bien acostumbrados a dar bandazos continuamente, ahora esto es bueno, y mañana malo, en este momento va bien, luego no. En este juego, todas las cartas están del mismo lado, ellos ganan, nosotros perdemos.

No quiero hablar de la explotación en relación a la producción, pero todos sabemos que hay millones y millones de zapatillas a la venta, unas son copia casi exacta de otras, unas sirven para esto y otras para aquello, pero ¿realmente las necesitamos?; mi respuesta contundente es no: al menos no necesitamos tanta variedad, no necesitamos en ningún caso zapatillas inteligentes que “pronan” o “supinan” a su antojo, no necesitamos cámaras de aire ni geles; para el que quiera utilizarlas basta con una zapatilla convencional y aplicar el sentido común.

El cuerpo humano se adapta a prácticamente todo, pero con muchos de los cambios hay una lucha genética interna, debido a la cual, la memoria que pueda conservar nuestro cerebro respecto a la forma de correr, no me cabe duda de que tiene relación con pisar directa y correctamente el suelo sin intermediarios, o como mucho, dadas las dificultades para correr siempre descalzo, al menos con superficies duras como las suelas de cuero de no hace tanto, que lograban una sensación bastante parecida.

Tal vez deberíamos de hacer aquí un paréntesis en relación a las carreras por montaña; uno de los negocios más fructíferos de los últimos años para algunas CASAS COMERCIALES; y si bien también ocurre algo similar en cuanto al aspecto comercial; no podemos lanzarnos a competir alegremente por la montaña, sin una ropa y un calzado, que debe de cumplir unos mínimos requisitos. (De hecho se exige un material obligatorio para poder participar en este tipo de carreras, y en algunos casos una experiencia previa acreditada). 

Cuando subes por allá arriba; cuando cae la noche, cuando llueve o nieva, o el termómetro sube o baja a su antojo, y un viento endiablado se te mete en los huesos, no es suficiente con un pantalón y una camiseta de algodón; (Tenerife Bluetrail, Diagonal des fous y Cavals del vent de este 2012 son una desgraciada muestra de lo que estamos hablando), es evidente pues, que el material debe de ser el más adecuado a esas circunstancias; y a pesar de todo, la tontería también existe aquí y la variedad es tan amplia que nos podemos volver locos escogiendo “lo mejor de lo mejor”.

LA TENDENCIA desde hace un tiempo; son las denominadas “zapatillas minimalistas” (zapatillas llevadas a su mínima expresión). No recuerdo que se produjesen grandes movimientos en este sentido con la aparición del gran Abebe Bikila; ni con la presencia en la escena europea de otros atletas (Africanos fundamentalmente) que también corrían descalzos en sus lugares de origen, y calzaban sus primeras zapatillas, casi al tiempo que su fichaje deportivo. Sin embargo con la publicidad dada al pueblo Raramuri, (los desgraciadamente, famosos indios de la sierra Tarahumara mejicana), ha sido el acabose, y curiosamente, mira tú por dónde, estos no corrían descalzos.

Zapatilla muy plana, usada por algunos marchadores, hace ya unos cuantos años.

Como no podía ser menos, las casas han sacado toda su artillería pesada en este asunto, y ya tenemos en el mercado, infinidad de zapatillas de todas las marcas y modelos, cuya característica pretende ser que con ellas es como correr descalzo (incluso por terreno montañoso). 

No tardando mucho volveremos a las andadas añadiendo cámaras de aire, geles o similares que nos ayudarán supuestamente a mejorar hasta límites insospechados, cosa que yo no me creeré. ¿Recuerdan que pequeños eran los teléfonos móviles hace poco?.

Se produce aquí un hecho curioso; pues aún tengo en mi poder, algún par de zapatillas de hace ya algunos años que podríamos muy bien llamar minimalistas, como la “rc150” una zapatilla tan ligera, con tal poca suela y tan poco peso, que si el terreno no era demasiado liso, notabas cualquier piedra por pequeña que fuese casi directamente en el pie.

Esta es la RC150 que ya no se fabrica; minimalismo puro.

Es verdad que seguramente estaban pensadas para gente de 60kg más que de 80kg, pero póngale ustedes una buena suela en la zapatería del barrio y ya pueden correr por el monte o la montaña, como unos campeones. (Pinchar en el enlace para ver las zapatillas)      http://barriosantana24.blogspot.com.es/

Esta es una zapatilla con suela de goma dura del zapatero.

No es por cierto, la única zapatilla que ha existido de este tipo; los que han deambulado por el mundo de la marcha atlética lo saben muy bien. Incluso los que no han contado con el beneficio de la diosa fortuna, saben perfectamente lo que es, tener que alargar la vida de unas viejas zapatillas, gracias al buen hacer de aquellos excelentes zapateros que todos conocimos y que están a día de hoy por desgracia a punto de extinguirse.

Como se ve es una pieza completa.

Tengo que reconocer sinceramente que alguna de estas nuevas zapatillas, me atrae y mucho, por su colorido y sobre todo por su formato, pues es lo más similar a lo que yo recomiendo; pero aún así, al no aplicar la técnica correcta, volvemos a estar en las mismas, y aquellos que han oído hablar sobre la total ausencia de lesiones con este producto, se llevarán más de una sorpresa; y si no, basta observar a algunos “corredores minimalistas” y luego díganme ¿corren diferente con estas que con las otras?. La respuesta se la voy a dar yo: muchos, siguen corriendo igual, incluso se les ve felices cayendo sobre el talón y flexionando por las rodillas a tope, colocando en ocasiones los cuádriceps casi paralelos al suelo.

Una vez más el miedo influye en la técnica de carrera de múltiples formas, miedo a lo desconocido, miedo a la lesión, miedo a no obtener mejoras, miedo al qué dirán; sea como fuere, por muy minimalista que sea una zapatilla, mientras tenga algo de tacón, (no creo que existan con inclinación negativa en el talón) siempre tendremos tendencia a tocar con él en el suelo.

Concluyendo, y aún reconociendo diferencias entre unos productos y otros, creo firmemente, que no es la zapatilla lo primero que tenemos que buscar prioritariamente para alcanzar mejoras, sino como ya hemos dicho antes, primero corregir los defectos; después la técnica más apropiada, aquella que como dijimos al comienzo de este artículo, permite a un individuo concreto obtener mayores beneficios con el mismo nivel de esfuerzo, y finalmente la mayor dosis de ilusión posible; cuando se tienen ganas de hacer cosas, cuando se disfruta corriendo y se quiere seguir haciendo durante mucho tiempo; es más fácil que el resultado sea satisfactorio.

4 nov. 2012

PEÑACORADA 2012

Vamos con las fotos de la carrera:

Para ver las fotos haz clic en el enlace de arriba a la derecha o lo que es lo mismo en :






31 oct. 2012

EL DINERO QUE NOS PRESTAN, ES NUESTRO.

EL DINERO QUE NOS PRESTAN, NI SIQUIERA ES SUYO

Por Mucho que los reales decretos, las normativas, la legislación se pongan a favor de la banca, nadie en su sano juicio que intente ser ecuánime puede ponerse al lado de los usureros.

Son tan favorables y permisivas las leyes para la banca (como por ejemplo, dejarles negociar con muchísimo más dinero del que tienen en realidad); que muchas veces se ha comentado que si todos los depositarios acudieran al banco a pedir su dinero; no habría para todos, puesto que el banco en realidad, no alcanzaría ni aunque convirtiera en dinero contante y sonante, el valor de todos sus inmuebles, acciones y demás, más que una pequeñísima parte de ese efectivo. 

Ya que casi todos sabemos sin ningún género de duda, que el dinero que nos prestan los bancos, no existe en realidad, y que el poco que si existe, ni siquiera es suyo; lo más lógico a deducir sería que la deuda tampoco existe; o en todo caso el deudor debe tener tanto derecho como el banco a devolver el “préstamo”, por el mismo procedimiento, es decir una papelina con una cantidad determinada de ceros, o lo que es lo mismo, un cheque con fondos “virtuales”, un papel con datos, letras y números, donde conste la cantidad total de la operación.

Esto debería por supuesto ser válido también para comenzar a cancelar todas las hipotecas del mercado, lo que resolvería de una vez por todas el gravísimo problema de muchas familias y a la vez de los bancos; que ya no tendrían necesidad de quedarse con los pisos que no quieren para nada y a cambio recuperarían todo su capital prestado con lo que el mercado seguiría felizmente su curso, finalizando de golpe con la “crisis”.

Puesto que esto mismo es lo que ocurre a niveles de Fondo Monetario y Banco Central, ¿que problema hay en devolverles mañana mismo, toda la cantidad que “supuestamente” nos han prestado?. ¿Será por papel?. Pues ya están ustedes tardando señores gobernantes.

Ahora bien, una cosa es un préstamo para una necesidad básica como una vivienda, y otra cosa es pedir prestado para mantener el poder, como hacen por ejemplo algunos partidos políticos. Este acto ya nada tiene que ver con el resto, aquí las garantías son una desvergonzada devolución de favores en cadena y lo que es aún muchísimo más grave; tanto los intereses como la deuda, terminan por pagarla los propios ciudadanos que no recibieron un solo céntimo; al tiempo que los responsables siguen teniendo ganancias ¿no es increíble?. 

¿Como es posible que todos los partidos (sobre todo los mayoritarios), reciban subvenciones millonarias para sus sedes, sus gestiones, sus elecciones, sus viajes etc... y no se gaste con los desahuciados, los parados o los que pasan hambre? ¿Y las subvenciones a la Iglesia, sociedades sin ánimo de lucro y un sin fin de ejemplos similares?.

No me cansaré de recordar a quien quiera escuchar, que TODOS los políticos se deben al pueblo, ni siquiera a sus votantes; sino a todos los ciudadanos en general; y es por eso que jamás tendrá más valor un cargo político, que un ciudadano; más aún, siempre debe de estar por encima el ciudadano que es en definitiva el que paga al diputado, al senador, al alcalde de turno; y es para TODOS, que deben encontrar las mejores fórmulas de progreso y bienestar, aún a sabiendas de que siempre habrá algún descontento, pero jamás por lo básico.

29 oct. 2012

Pico Nistal

Descubriendo los Montes de León (Pico Nistal).

Hoy hemos decidido subir a uno de los picos más emblemáticos del sistema montañoso denominado “Montes de León”, concretamente su pico más alto, el pico Nistal (Santi en latín), con una altitud próxima a los 2200 metros, dicen que tiene unas vistas preciosas, y que en un día claro, se puede ver Madrid, si hay mucha polución (vamos que si el día está claro se ve).

Denominado en otros tiempos Monte “Tileno”, fue posteriormente, reconvertido a Teleno, en aras a una mejor sonoridad y posteriormente Tilenus, (por aquello de atemorizar al enemigo), sea como fuere y para que no se nos mosqueen los creyentes, todos eran un solo dios.

El pico “Santi”(nombre latino de Nistal), era muyconocido en la época de los romanos con dos nombres, Mar-te y tileno, el primero evidentemente oriundo de Roma y el segundo, auténtico sello de la casa, vamos que de aquí de León de toda la vida. Sobre su nombre actual, “Santiago Nistal”, nada cuentan las crónicas ni las inscripciones encontradas en las mismas piedras; incluso hay quien habla abiertamente de gazapo territorial (hablando en plata: versión interesada de la historia).

Según otras fuentes este leonés, harto de escuchar siempre el mismo soniquete, y hasta el gorro de tanta chulería entre los “gladius” (gladiadores); decidió organizar otro tipo de eventos, todos ellos al aire libre, donde las únicas armas eran las piernas y el valor, y como material técnico, un spiculum por barba, (el sustituto del pilum), una lanza arrojadiza que servía tanto como bastón, como para la defensa en caso de necesidad, y un protector hecho de bronce para el cráneo marca “coolus”.

Siguiendo esta línea de investigación, parece ser, que el tal Santiago Nistal González, apodado “El Santi” (nombre latino de Nistal); fue el precursor de un nuevo sistema de entrenamiento, del que huían los soldados en la época como de la peste; pero que poco a poco fue haciendo adeptos y hace hoy día las delicias de muchos soldados modernos, que así caigan chuzos de punta, como misiles, se calzan sus alpargatas y salen a patear los montes como si en ello les fuera el sustento diario; “carreras por montaña” les llaman, que ocurrencias; a tirar del arado les ponía yo (¡No!, ¡no lo digo yo!; lo dijo un concejal de no se que partido cuando lo de la quema).

La ascensión la realizamos desde Corporales, porque nos enteramos de que una vez tocó por allí la lotería; pero desgraciadamente se nos olvidó comprar el décimo; quiero con esto decir que nos habían encargado nueve y nueve compramos, pero no el más importante, el nuestro.

Solo tres éramos de la partida, María, Pablo y el menda lerenda (la crisis claro). Pablo que no es el mismo desde que su entrenador le ha quitado las series de 18x3 de los martes (para los ignorantes: tres series de 18kms con 15sg de recuperación), se las veía y deseaba para aguantarnos el ritmo a María y a mí; ya ves lo que son las cosas, toda la temporada ganando carreras; haciéndose un hombre y un nombre en Picos y hasta en el Mont Blanc y ahora en un monte de nada, no puede con la risa.

Yo que para estas cosas soy muy macho, viendo a Pablo de esa guisa, ni que decir tiene que me dejé los hígados apretando; prueba de ello es que tras atravesar aquél pedregal y hacer cima, no tenía bastante con el aire que allí había y viendo que María se había echado a un lado buscando un “no se qué”, no me quedó otra que echar mano al oxígeno que llevo siempre en la mochila para estos casos; y para cuando Pablo y María llegaron, allí estaba yo silbando como si nada.

El caso es que me debió dar un empacho de aire puro, porque en la bajada, iba ciego, no encontré ni un puñetero sendero, ni marca, ni una de las balizas que quedaban de la “Tilenus”, ni uno solo de esos montoncitos de piedras que ves a menudo trepando; vamos que nada de nada; de modo que aquello se convirtió en un verdadero campo a través y en tres patadas ya estábamos abajo.

Total, que poco más de tres horas entre subir y bajar. A María y a mí nos dolía todo; incluso cosas que ni sabíamos que estaban ahí, pero nos cuidamos muy mucho de que se nos notara; eso sí, “por estas”, que lo que es a mí, no me pillan otra vez para hacer el cabra, (anda y que les zurzan).


Aquí teneis un documento gráfico sobre un descendiente directo del tal Santiago Nistal:
























CASUALIDADES DE LA VIDA,

AQUÍ TENEMOS A UN DESCENDIENTE DIRECTO

DEL TAL NISTAL.

24 oct. 2012

DESAFIO CANTABRIA 2012 (2ª PARTE)


Desafío Cantabria (2ª parte).

Uno de los puntos de mayor afluencia de público, sin tener en cuenta la llegada, fue posiblemente la zona de Fuente De; mientras el teleférico cargaba y descargaba temerarios viajeros, unos puntitos por allá arriba, parecían moverse con lentitud, pero la mayoría marcaba ritmos estratosféricos para las alturas de competición que llevaban en sus mentes y en sus piernas.

Uno que se limita a mirar desde abajo, no se imagina como nadie que no sea una cabra, pueda bajar por los diminutos senderos que se adivinan en algunos puntos del recorrido, e incluso en alguna zona de pedregal por encima de una hermosa cascada que deja caer sus aguas al vacío, situada casi en el centro de lo que constituye un kilómetro vertical de recorrido. Esa es precisamente la clave; los que estamos fuera utilizamos la imaginación, esta nos lleva al temor y el temor a la parálisis; mientras que los que están participando en esta prueba, no piensan; actúan y se centran en la carrera.

Se les ve pasar fatigados, sudorosos, sucios algunos de tanto barro y otros de alguna caída, y sin embargo a ninguno se le ve desfallecido y como si la vida les fuera en ello acercan la tarjeta con cuidado al lugar convenido para que quede registrado su paso por este control y sin perder un segundo, y tras dedicar la mayor parte una sonrisa al personal, siguen su curso sin detenerse ni un solo instante, pues para una gran mayoría, el objetivo es solo terminar.

Solo uno de ellos para en cada avituallamiento, no parece más cansado que el resto, pues lo que su rostro refleja es más un sentimiento de pena que un síntoma de fatiga; cuando llega al punto donde nos encontramos Santi y yo; inclina con humildad la cabeza y despliega un pequeño cartel que lleva en todo momento con él hasta cruzar la meta; solo en ese instante comprendemos su dolor y su pena, el cartel reza: “VIVIRÁS EN EL RECUERDO TERESA FARRIOL”. En esos instantes uno pone las neuronas a trabajar, sin obtener ningún resultado; es más tarde, gracias al recuerdo que proclama la pancarta, cuando me viene a la memoria un desgraciado y reciente fallecimiento en una prueba de reconocido prestigio.

No suelen ocurrir accidentes en las carreras por montaña; no más que en otros deportes; pero cuando ocurren duelen profundamente; todos los que participan son conscientes de que ni siquiera en el sillón de nuestras casas podemos decir lo que pasará al cabo de un segundo; y tal vez por eso muchos son los que tras probar en este tipo de carreras, descubren que a veces el valor del tiempo no lo da el reloj, sino las sensaciones, las emociones, el barro, el agua, o el aire puro, y en contra de lo que muchos piensan, no es el riesgo lo que se busca en este tipo de pruebas, sino el esfuerzo y la lucha que les ayuda a crecer un poco más cada día.

Creo que me repito al hablar de la humildad que caracteriza a esta gente; no se si el terreno por el que transitan a menudo tendrá algo que ver; tal vez la enormidad de las montañas y el no existir otra cosa más allá que el cielo tengan algo que ver; o puede que sea simplemente, porque reconocen como pocos la dificultad que entraña pasar unas cuantas horas por allá arriba, pasando calor o tiritando, sufriendo o disfrutando (que no son antónimos, sino complemento uno del otro), porque solo el que ha sufrido la tempestad puede disfrutar al máximo cuando llega la calma. Por eso mismo y porque son más conscientes que otros, que esto no va a durar eternamente, saben apreciar como nadie unos minutos de buena compañía.

Sea como fuere, el hombre del cartel, cumplió y aunque Teresa seguramente desearía ser recordada por lo que fue más que por lo que le sucedió; TERESA FARRIOL vivirá en el recuerdo de los más próximos y de los que nunca la conocimos personalmente.

Pero como ya hemos dicho, la vida sigue y en este Desafío, la vida siguió su curso, cada uno jugó sus bazas y una vez hubo finalizado la prueba, vinieron las críticas, que es como debe ser por otra parte y afortunadamente para los cientos de personas que se implicaron directa o indirectamente; en este asunto, entre las que se cuentan al parecer, algunos alcaldes de la zona, (cosa que les honra); los elogios han sido cuantiosos, y como se suele decir, hasta el último mono se merece una enorme medalla.

En cuanto a los más directos responsables, no había más que verles las caras para adivinar que todo había ido a las mil maravillas.

Yo personalmente, he disfrutado como nunca, ha sido una de esas agradables noches en vela que no olvidaré en mucho tiempo, y tengo mucho que agradecer y a mucha gente, a Pablo por supuesto, porque fue el culpable de que iniciara mi viaje hasta Espinama, pero también a Encarna y Ana por arriesgarse a contar una noche entera con mi presencia, a otra Ana (Memphis) por aguantar mi cachondeo con el asunto de la fotografía sin torcer el gesto ni un momento (ver las fotos en el blog).

A Santi, porque pensando (inocente de mi), que le estaba sacando de ritmo en nuestro particular descenso desde el refugio de Aliva hasta la localidad de Espinama, tuvo la deferencia de hacerse el muerto para darme una pequeña victoria moral. Dice que está bajo de forma, pero no le hagáis caso, porque en más de un momento se le veía en los ojos que deseaba correr, y no dudo que en breve se pondrá a la tarea, primero unos metros y después unos kilómetros; no olvidemos que tiene que comprobar el estado del terreno en Castrocontrigo para la próxima edición de la Tilenus, y, que mejor manera que disfrutando de un pequeño trote.

Del resto, pondría aquí sus nombres si los recordara, porque todos y cada uno, aún sin conocerme de nada, fueron una excelente compañía en todo momento.

El broche de oro, me lo pongo cuando bajamos al comedor del “Remoña”, nos vamos colocando por grupos, y es ahí donde comienza la verdadera competición, es aquí donde comienzan a hacer efecto las barritas, los geles y demás potingues. Es una verdadera carrera contra el reloj por ver quien acumula mayor cantidad de risas, por ver quien disfruta más del momento.

Aquí se aprecia perfectamente que todo ha sido perfecto; los rostros de todos están radiantes, relajados, cada uno está en su ser y eso crea un aurea perfecto de energía que atrapa a todos, incluso a los pocos que reflejaban cierta fatiga. Pablo que ya a diario es broma pura; aquí no para de reírse, y los demás otro tanto de lo mismo, pues Salva que es la eterna sonrisa, aquí se multiplica.

Llegan los enormes chuletones caseros, "Made in Remoña", y ahora sí; aquí nadie se corta un pelo, no existen complejos de ningún tipo entre los corredores por montaña; ahora la batalla es despiadada, a muerte; aparecen tantos cuchillos practicando cortes perfectos que solo este instante sería suficiente para otro libro de García Lorca.

Sobre el salpicón de postres, casi, ni me atrevo a hablar; aún sigo en estado de “shock”; si algún inocente pensaba que lo de la montaña era duro; que se atreva a sentarse en mi sitio en esta mesa y pruebe a meter la cuchara en el plato. Fue aquella una tarea imposible, esta gente está muy bien preparada, lo de Pablo lo entiendo, pero Salva que parece que no rompe un plato o la Bustamante (que ¡ojo!, nada tiene que ver con el cantante), me hicieron comprender aquello de “el tamaño no importa”; afortunadamente Montse que las veía venir nos sirvió hasta tres remesas, y ya en la tercera y en un descuido del personal, pude catar una cosa redonda de chocolate, con la sorpresa de un higo dentro y entonces lo comprendí todo; aquellos postres no eran de este mundo; fue probar y comenzar a repartir codazos a izquierda y derecha blandiendo mi cuchara de postre y… lo siento pero, es que no puedo parar de llorar de la emoción, lo dejo aquí porque no puedo más, de la vuelta os contaré otro día.

23 oct. 2012

FOTOS DESAFIO CANTABRIA 2012

Mientras espero a colgar la segunda parte de los comentarios pendientes sobre el Desafio, voy a ir colgando las pocas fotos que tengo en su sitio habitual.





21 oct. 2012

DESAFIO CANTABRIA 2012

Tengo tantas cosas que contaros, que ante el temor a aburriros, sobre todo a los que os cuesta la lectura, he decidido hacer dos partes, aquí teneis la primera, la segunda ya está confeccionada, pero la subiré en unos días junto a las fotos, para dar tiempo a leer primero esta; os diré que para mí ha sido una experiencia impactante, nunca podré pagar a las Anas, los Pablos, los Cesares, Santis, los Lucas , Giuseppes y demás estos excelentes ratos que me han hecho vivir, pero si he de destacar algo fuera de la carrera, ha sido las risas que nos hemos pegado en la cena en el Hostal Remoña, cuando ya había desaparecido todo vestigio de presión y cada uno mostraba su "rostro verdadero".
 
 
DESAFÍO CANTÁBRIA del Mar a la Montaña. (1ª parte).


Increíble, inverosímil, alucinante, soberbio, fantástico, extraordinario, maravilloso, portentoso, magnífico; no tengo palabras, para describir los dulces que prepara Monse en el “Remoña”; que textura, que sabor que colorido, cuanta genialidad en un solo plato; ¿donde han estado metidos los del “San Pellegrino World” todo este tiempo?; ¿Que clase de gps tienen en sus vehículos los de la guia Michelín que no saben donde está Espinama?; ¿Es que están tan vendidos como las agencias de calificación de deuda?; es igual, no importa, desde ayer, los que estuvimos en el Hostal Remoña (http://www.remoña.com/ , o bien http://www.turismoruralremona.es/blog/), somos conscientes de que el Arzak, el Bulli y tantos otros ya solo son, pura anécdota. Jesús, Montse, estoy enórmemente agradecido, nos volveremos a ver, eso seguro; pues ya me va a resultar totalmente imposible seguir viviendo sin pecar de nuevo.

Perdonadme la entrada, chicos, que no me había sentado aquí para hablar de dulces, sino del Desafío Cantabria “Del mar a la montaña” de modo que vamos con ello.

Increíble, inverosímil, soberbio, fantástico, extraordinario, maravilloso, alucinante, portentoso, magnífico; no tengo palabras, para describir lo que he vivido este fin de semana entre San Vicente de la Barquera y Espinama; menuda la que han preparado Pablo Criado y equipo.

En principio era solo una prueba más, entre tantas carreras por montaña, como hay por España y el mundo, pero ni ellos mismos se imaginan la que han liado; no son conscientes de que esto ya no hay quien lo pare, la organización de matrícula de honor. De repente hemos descubierto un talento nuevo en Pablo Criado Toca; alguien meses atrás le hizo un encargo y le pasó la batuta; pero quien se podía imaginar que íbamos a escuchar tanta música celestial y durante tantas horas; como nos podíamos imaginar siguiera que un paisanín de Cantabria, sería capaz de domar los inconvenientes; que sería capaz de conjuntar tanto instrumento de modo que en ningún momento nadie haya podido incluir en sus crónicas la frase “ha desafinado” y si la frase” “ha sido un excelente director de orquesta”.

Desde el primero al último se han entregado a la tarea, y cada uno en lo suyo han sido los mejores; los avituallamientos, en el lugar y hora indicados, con toda la artillería preparada, para la llegada de los comensales (perdón, me refiero a los participantes); me río yo del Arzak, o del Bulli por poner a la pareja que he citado arriba; por ahí arriba me hubiera gustado verles degustando platos, se hubieran perdido entre una inmensidad de platos, un “buffet libre” perfectamente organizado, en varios puntos kilométricos del recorrido, en el que no se escatimó ningún producto.

Mi propia experiencia se limita principalmente a tres de ellos, el primero, en la plaza de un pueblecito próximo a San Vicente, el de “Aliva” y el de Espinama; menudo derroche, menudo caldo, qué extraordinario sabor el de los macarrones, el del queso, (bueno, mejor no sigo por ahí).

La salida se dio a las doce de la noche tras la cena de rigor, y una charla previa en el pabellón de deportes, donde Pablo que mantenía en aquellos momentos su propia carrera contra la presión y el reloj; acompañado siempre del Concejal de Deportes (que también demostró ser un excelente deportista), se encargó de recalcar una serie de pautas, remarcando la importancia de la seguridad; el cambio obligado de recorrido, el material obligatorio, puntos del recorrido y toda una enorme lista de detalles para la buena marcha del evento.

Nadie extraño a lo vivido aquí estas semanas y el día de la prueba se puede imaginar la cantidad de metros (más bien kilómetros) de cinta y material empleado, por no hablar del tiempo y el esfuerzo derrochados para dejar un recorrido impecable, con marcajes como se puede apreciar en algunas fotografías; que en algunos puntos se colocaron aproximadamente, cada treinta metros.

Evidentemente nadie va a cobrar un duro por ese trabajo; es más, se de alguno que lo va a perder; de modo que yo que no soy nadie; pero que me siento tan agradecido como el que más, por todo lo he vivido en este pequeño pero enorme montón de horas; OS QUIERO DAR DE TODO CORAZÓN, LAS GRACIAS A TODOS; por vuestro descomunal esfuerzo, por vuestro derroche de simpatía con todo el mundo (hasta con algún pesado, que nunca faltan); por estar pendientes de los corredores y de los que no lo somos; por ser en fin unos profesionales como la copa de un pino.

Creo que a medida que vayan pasando los minutos, las horas y los días, irá creciendo en vuestros corazones un deseo nuevo con el que no contabais; un desafío que no esperabais que os pudiera atrapar como esta enorme tela de araña que entre todos habéis creado; ese deseo estoy convencido, que os va a convertir a todos los que amáis vuestra tierra en una piña, y no será otro; que volver a participar activamente en el próximo desafío; que salvo que yo haya perdido muchas facultades por la falta de sueño este fin de semana, a buen seguro se celebrará posiblemente en las mismas fechas o parecidas el próximo año.

Ya tenéis un capitán que ha sabido manejar el timón del barco a la perfección, sabéis que contáis con lo principal; vosotros, el terreno y los participantes, que a partir de esta edición estarán deseosos de inscribirse en próximas ediciones, y desde luego, que si todo se maneja como se ha hecho en esta ocasión, no tengo duda alguna, que “Desafío Cantabria”, se convertirá en una de las citas más punteras del calendario nacional e internacional.

Ahora voy a cometer un atentado contra mis más elementales principios en lo que voy a escribir a continuación: Los que recorréis de cuando en cuando, esta página y rebuscáis entre las “entradas antiguas”, sabéis muy bien que tipo de mensajes dejo sobre la “casta política” y sus tejemanejes; pues bien, hoy, en este preciso momento, quiero dejar aquí un mensaje de esperanza, ya se sabe que “un grano no hace granero”, pero me veo obligado a hablar bien de una persona que conocí en los “diez mil del soplao”.

Es un hombre grande que le da el timbre justo a la voz para ser escuchado, del que uno pensaría que se dedica a la siquiatría por ese tono templado y sosegado con el que cuenta las cosas; es una persona humilde en los gestos y en los actos que uno no se esperaría encontrar de concejal de deportes, y al que no me imagino cabreado dando voces; un señor con el que he hablado que yo recuerde en tres ocasiones y durante poco tiempo, pero que si ya en la primera ocasión me resultó interesante y curioso, este fin de semana, me ha demostrado que es un currante de los de “a pata”, que se ha desvivido por que todo sea perfecto para esta prueba, que no solo ha estado allí para hacerse la foto de rigor y “pirárselas” inmediatamente, sino que ha cogido el toro por los cuernos y se ha implicado de día y de noche, como el que más, en fin no quiero pasarme ahora por el lado de las alabanzas, pero si que quiero dejar aquí al menos esta frase: “Gracias Mario, has estado soberbio”.

Ahora voy con la anécdota de la jornada, la excepción que confirma la regla. La mayoría es consciente que en estas altitudes y en otras, el ganado que pasta libremente por el monte o la montaña, a veces le pega un mordisco a una baliza, a una señal, arranca una cinta; pues bien, por ese lado puesto que Pablo es un hombre con mucha experiencia en estas lides, lo tenía todo resuelto; pero nunca se le ocurrió que pudiera existir otro tipo de animal, que se dedicara a entorpecer la labor de cientos de personas (tal vez vecinos), unas sanguijuelas que a sangre fría y sabiendo lo que es la montaña pusieran en riesgo la salud y quien sabe si la vida de algún participante de haber habido una climatología adversa; unos ladrones de lo ajeno inmersos en una especie de subcultura, infracultura o cultura basura (como queráis llamarlo); unos bichejos, unas sabandijas para entendernos, que se dedicaron amparados en la oscuridad y en una zona en la que sabían que podían hacer daño a quitar todo tipo de señales del recorrido.

Una vez más hay que halagar como se merece a la organización; no contaba esta chusma con las dotes de corredor y organizador de Pablo, que a la carrera en cuanto le dieron el aviso puso manos a la obra y pies para que os quiero (no veais que calentón se pegó), hasta poner las cosas en su sitio, y el hecho de que fueran solo dos los afectados entre los ciento y pico participantes, demuestra el trabajo bien hecho; una pena por estos dos participantes que perdieron un tiempo precioso e irrecuperable, nunca sabremos lo que hubieran podido dar de si, pero cuando suceden estas cosas; una vez pasado el cabreo totalmente comprensible, no queda sino la aceptación y el paso de hoja, que no el olvido.


















17 oct. 2012

XRMISSION1 (SALOMÓN)

Hace ya unos días me pasé por la tienda de mi amiga Maite; los que sois de por aquí ya sabeis que me refiero a la que tiene la tienda de deportes "CONTY INTERSPORT" al final de la Avenida de Roma, justo al llegar a laVirgen Blanca, una tienda apañadita, pero con un excelente contenido, y donde siempre te dispensan un excelente trato.
 
Le pedí que me buscara una zapatilla que fuera en primer lugar cómoda, que me comprimiera el pie lo menos posible, y fundamentalmente que me sirviera para hacer recorridos por diferentes zonas de las que tenemos por aquí; los pinos por ejemplo, zonas de tierra y a ser posible que me sirviese para alguna escapadita de montaña ligera y mejor aún si se adaptase al asfalto en caso de necesidad.
 
Las anteriores que tuve de este estilo eran las económicas canadian, que mira tu por donde es el mismo modelo que llevó en sus piesecitos este mismo año, Jesús, junto a Pablo Villa y Salva Calvo en el Anillo del Vindio (estilo invernal- lo podeis ver en este mismo blog "anillo de picos de Europa en invierno 2012"); porque su calzado, dijo basta, .
 
Dicho y hecho, Maite me trajo unas XRMISSION1, y tengo que confesar que fue amor a primera vista. Yo no soy un corredor empedernido, y no hago pruebas de gran nivel; de hecho no compito desde hace años, ni me atrae la idea.
 
Salí de la tienda con ellas puestas y no voy a decir que no me haya pasado nunca, porque si que me ha pasado alguna vez; el caso es que me encontré de inmediato muy cómodo con ellas, de hecho las probamos juntos un policía de la bañeza al que no conocía de nada y del que siento no recordar su nombre y yo; y parece que coincidimos en la ligereza, la pisada plana y sobre todo en una cualidad que yo aprecio mucho, los dedos de los pies estaban a su antojo dentro de la zapatilla (tiene una horma ancha que lo permite); cero compresión; cero problemas en ese sentido.
 
Hace unos días los que entrais de cuando en cuando en el blog, habreis visto que nos fuimos hasta Peña Ubiña; pues bien, llevé estas zapatillas para ver como se comportaban con un peso pesado como yo. Tenía la impresión de que se notaría el desgaste en la suela, sobre todo si te dejas ir un poco por el pedregal por el que bajamos; evidentemente me equivoqué, la suela está completamente nueva; ya me había dicho Maite que sin ser una suela específica para terreno técnico, aguantaba bastante, y es cierto.

No se cuento durarán en buenas condiciones, pero pienso comprobarlo; a ver si con un poco de suerte, no se da aquí lo de la "obsolescencia programada", ya sabeis fabricar productos para que duren un tiempo determinado.
 
Y eso es todo Alberto; si gastas mi número (42), te las dejo y pruebas, que me interesa tu opinión.