RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

22 jun. 2012

TRAVESERA INTEGRAL PICOS DE EUROPA 2012


TRAVESERA INTEGRAL PICOS DE EUROPA 2012

Algunos de los más cualificados corredores de montaña, nacionales y extranjeros, afirman de esta prueba, que es una de las más duras de Europa y sin ninguna duda la más dura de España.

El perfil y demás características se pueden ver en la página oficial, pero incluso a ignorantes como yo, no se nos escapa que además del perfil hay un componente muy importante a la hora de evaluar la dureza de la misma; las condiciones atmosféricas.

La preparación física sería otro factor importante a tener en cuenta, aunque normalmente a este tipo de eventos la gente acude bastante preparada, y salvo las excepciones de rigor, el que no se entrena por su cuenta tiene un entrenador personal que va cuidando su puesta a punto para llegar en las mejores condiciones al objetivo u objetivos elegidos en la temporada. Desde luego no todo el mundo sale a competir, eso queda para los espadas, (que no son pocos) pero aún así el cuerpo tiene que estar listo para afrontar no ya solo estas distancias, sino los altísimos desniveles de que consta la misma, y no me quiero ni imaginar como lo tienen que pasar los más inexpertos en las peores condiciones.

En esta ocasión, las condiciones, no fueron demasiado adversas a excepción de la niebla persistente en algunos tramos, lo que provocó lógicamente más de un extravío por esta causa, y tal vez aquí sería conveniente hacer una llamada de atención a la organización, pues creo que no se afinó todo lo necesario para una carrera de estas características; al igual que en el seguimiento a efectuar a los corredores que deberían de haber llegado con todos sus pertrechos, incluso aquellos que a veces confunden rectas con curvas; lo he dicho en más de una ocasión; la mayoría de las veces el corredor lo hace sin mala intención, pero es importante que todo el mundo compita con idénticas reglas; se sufre mucho en este tipo de pruebas y hay muy buena gente compitiendo que se merece todo el respeto del mundo.  Sin embargo y volviendo a las condiciones climatológicas, hubo otro factor a tener en cuenta, como la gran cantidad de nieve acumulada, que en muchos tramos, aunque no lo parezca, benefició más que perjudicó.

Setenta y cuatro kilómetros no son cosa fácil en estas condiciones y si hay que destacar algo, yo diría que fue la enorme diferencia de tiempos entre unos corredores y otros, incluso casi entre los primeros en cruzar la línea de meta en Arenas de Cabrales.

La nota de la jornada la protagonizó a mi modo de ver, uno de los competidores que si no recuerdo mal entró bastante bien colocado, y que hizo una pequeña parada a unos doscientos metros de meta, para embutirse en un mono y casco minero como apoyo a las reivindicaciones de este sector que no es que esté en cierto modo mucho peor que otros, pero que evidentemente se defiende mejor; desde los burladeros gubernamentales se dice que se saltan las normas con sus protestas, pero ¿no se saltan los gobiernos todas y cada una de las normas establecidas, como son aquellas cuyo origen era la defensa de la ciudadanía?. ¿Qué oscuros intereses defienden cuando se alejan tanto de los intereses de sus propios votantes? ¿Qué clase de educación reciben cuando ni se inmutan ante el hambre y la miseria con la que siembran día tras día su propio país?. Yo también he pensado alguna vez que había cierta desproporción en las actuaciones de este sector en concreto (y alguna habrá); incluso a veces me pregunto si no estarán defendiendo los intereses del empresario más que los suyos propios, pero cada vez estoy más convencido de que tal vez esta sea la única salida a una crisis sin ninguna duda, impuesta por la fuerza, en un país que demuestra día a día estar profundamente dormido.

Evidentemente hubo abandonos, (que no rendición), pues en muchas ocasiones es más inteligente “dejarlo correr…”, que ser temerario, la montaña es lo que tiene, hay que ser respetuoso con este maravilloso entorno y aquí por lo general los excesos se terminan pagando; otras ocasiones habrá para volver a probar y seguro que con un poco de paciencia y perseverancia al final lo que un año no fue posible, lo será el siguiente o el siguiente.

Esta vez mis felicitaciones van precisamente para los que han sabido abandonar a tiempo; a veces las cosas salen bien y la satisfacción empaña los cristales de la sabiduría, de modo que cualquier escusa es válida para justificar el éxito. Sin embargo es cuando salen mal, cuando es más sencillo encontrar el motivo; a veces es un simple dolor de rodilla, otras una más que evidente falta de preparación, en otras la falta de madurez mental es la que nos ha ganado la batalla, pero sea por uno u otro motivo, siempre será causa de satisfacción; pues si somos listos habremos aprendido algo muy importante que nos servirá para la próxima ocasión.

No seré el primero que lo diga:   SE APRENDE MÁS DE LA DERROTA, QUE DE LA VICTORIA.

No hay muchas fotos en esta ocasión; es demasiada distancia como para poder cubrir a todos los participantes y sobre todo demasiada diferencia en el tiempo cuando se tienen otros compromisos que atender, máxime cuando un amigo de cuatro patas estampó su lengua en el objetivo de la cámara.