RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

10 dic. 2012

LA PEÑA DEL TREN 2012

IV CROSS ALPINO LA PEÑA DEL TREN

Evidentemente, no son los Alpes; pero mola un montón y tenemos más variedad. Hay hermosos desniveles por donde los gallos vuelan y los más retrasados sufren enormemente, más por la falta de preparación que por los grandes porcentajes.

Este año la cosa pintaba requetebién, y al final todo ha salido de perlas, para comenzar el recorrido se había endurecido notablemente y eso a esta gente de la que muchos se preguntan si estará en su sano juicio; le mola, le presta, le motiva. Esta vez ha llovido a gusto de todos. Bueno, decir de todos siempre es excesivo; son muchos los participantes, muchos los kilómetros y a pesar de una señalización a mi modo de ver adecuada y abundante, siempre hay alguien que se pega un leñazo o se despista, entre otras cosas, porque aquí se va muy rápido; incluso algunos de los que caminan, corren y ya se sabe con la velocidad se pierde el detalle.

Por delante se ha salido “a fuego” y muchos se preguntan que les ha dado a estos tíos, que donde van, que qué comen, que si están majaras. Algunos de estos tíos son:
  • Iván Ortíz el campeón de España de carreras por montaña, un fuera de serie en esto de trepar y destrepar, cuyo currículum aburriría hasta a un lector empedernido.
  • Alfredo Gil, un Bejarano, que ya sabe lo que es entrar por delante en esta carrera (y en otras). Un deportista que va muy bien a su aire, que entrena cuando el trabajo le da tregua y con muy buenos resultados.
  • Fernando Arca, otro extraordinario atleta que sabe en qué consiste esto de leer las carreras, los ritmos y los esfuerzos, y que ayer demostró estar en muy buena forma.
  • Que podemos decir del asturiano Santi Obaya en relación con estas carreras que no sepan los merodeadores de revistas y reportajes de montaña.
  • Salvador Calvo, una vieja gloria que se resiste a ser pasado y sigue año a año recolectando primeros puestos en los lugares más impensables del planeta como si aún tuviera dieciocho.
  • Otra vieja gloria entre los leoneses “Chamar”, que vuelve dispuesto a recuperar a los primeros lugares en las listas de privilegio.
  • Lolo Díez, un viajero infatigable que se apunta a todo lo que le suene guapo en esto de “zampar kilómetros y desniveles; organizador por otra parte, de una de las carreras con más prestigio junto a la “Peña”; la Alto Sil allá para el 17 de marzo (http://www.carreraaltosil.com). Una prueba en la que si es cierto lo que me han dicho, hay que ser muy rápido para inscribirse, porque las inscripciones se cierran a velocidad de vértigo.
  • Y para finalizar, el más joven, Pablo Manuel Villa; un producto elaborado aquí en la tierra, en este León que le vio nacer y le está viendo crecer, con ese reposo que necesita el buen vino para llegar a añejo. Se consagró con su cuarto puesto en la general en el Mont Blanc y este año quiere dar otro pequeño salto.
Independientemente de que aquí hasta el último es un “gladiador”, había mucho más material en la Peña que podríamos incluir en el listado precedente, pero sería tal vez demasiado largo e incluso no sería demasiado justo intentar evaluar por los resultados, puesto que aparte de las circunstancias personales, mientras unos están comenzando la temporada, otros la dan fin.

La temporada de estos deportistas cada vez se está haciendo más larga, los compromisos cada vez son de mayor envergadura; los desplazamientos tienden a ser más lejos, a países y zonas que a algunos nos sería imposible ubicar en el mapa. A alguno sus patrocinadores le obligan a realizar una serie de competiciones obligatorias a lo largo de la temporada; les hay que se buscan como en el antiguo oeste, y se apuntan en la misma prueba con ánimo de pelea sana, siempre dentro del respeto a la amistad y al esfuerzo.

De esto sabe mucho el organizador del Peña del Tren, Santiago Nistal, organizador así mismo de otras pruebas como la “Tilenus”. Un hombre recio, de esos que saben distinguir los colores verdaderos, de esos que al pan le llaman pan y al vino aguado porquería; un hombre que sabe de qué va esto, no sé si más por los rasguños en las piernas o por los agujeros en los bolsillos. Santi no se arredra, cuenta con la inestimable ayuda de un montón de voluntarios, incluida “Mar” (la primera dama); otra “torera” a la que no marean las alturas, ni los kilómetros, ni los idiomas. Y entre todos ellos, año tras año insisten en mejorar lo ya conocido. De momento lo están consiguiendo; por el gran nivel de los participantes, por el café de puchero y por las continuas variaciones en los recorridos, buscando ese recorrido perfecto que para él deja de serlo cada año, en cuanto se da la salida de la prueba.

De entre las féminas, excelente nivel, sobre todo el demostrado por la ganadora, Raquél Maestre, que no dio tregua en esta “pelea amistosa” que nunca cesa.

Como veis el asunto femenino se queda un poco corto ¿no?, por eso la crónica de las chicas, se la voy a pasar a una especialista; la apodan Menphis, y esta es su página: 

http://kataverno.com
 
ya ves que nombrecito se gasta; para los que no dominan idiomas Ana puede servir. Las chicas están de enhorabuena, pues esta madrileña ha creado una página donde explayarse y donde reconocer lo que habitualmente no se reconoce, el papel de las “toreras de la montaña”, de las que en breve realizaremos aquí un artículo en exclusiva que sinceramente (“mea culpa”) ya está tardando; de modo que entrad en la página y poneros en contacto con ella que esto puede ser el principio de algo grande.

Ana ya tienes curro.

Me corrige Ana, que tiene mucha paciencia conmigo y me dice que la dirección de arriba es en la que cuelga las fotos, que la de las "toreras" será:  Avernotrail.com. Yo como veis no voy a hacer ningún comentario sobre el nombrecito.

Las fotos se subirán aquí, pero poco a poco: