RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

14 ene. 2013

CIÑERA DE GORDÓN 2013

Excelente día para una prueba de campo a través; excelentes condiciones climáticas; frío que te obliga a correr y nieve para disfrutar un montón.excelente el entorno; justo a las puertas del conocido Faedo del que podeis ver alguna muestra en esta dirección:  


Tengo que reconocer que no todo el mundo está habituado a correr en condiciones adversas (si es que a esto se le puede llamar adversidad); pero si se quiere correr de verdad, y si hablamos de campo a través, es necesario probar todos los terrenos, el barro, la nieve, el hielo, el frío, el calor, el agua que te cala hasta los huesos; ese es el verdadero campo a través.

Hoy ha habido muchas bajas; tampoco estamos demasiado habituados a la nieve en carretera y a causa de la nevada matutina algunos se dieron la vuelta atrás, y es comprensible, pero al menos uno que yo me se; lo pensó demasiado y estará rabiendo por no haber ido. No te preocupes amigo mío; que si no es aquí, ya nos veremos "en el infierno".

Todo el circuito cubierto de ese manto blanco tan necesario para fechas venideras; no era mucho, pero sí lo suficiente para calar la zapatilla y tener que controlar en algún paso a causa de un poco de nieve helada, pero todo fue como la seda. Como siempre algunos corriendo a todo gas y otros más cautos, menos experimentados o ambas circunstancias a la vez; pasando por esos puntos prácticamente andando. También es comprensible, además cada uno hace su carrera y no todo el mundo sale a ganar (afortunadamente).

Siempre he valorado el último puesto y siempre he afirmado que se ven también excelentes carreras por detrás, solo que no nos solemos fijar más que en los primeros, por aquello de que vienen con la aureola de "mejores". Comprendo que a muchos les "ponga" el coche de marca, pero todos somos testigos de que otros coches que no la tienen, siguen funcionando por ahí, a las mil maravillas.

La calidad, no está en el puesto, está en el resultado, y al igual que hay un resultado para el escaparate, hay otro personal,  y para mí, ese es el que vale; aquél que con su esfuerzo ha conseguido lo imposible, que pudo ser terminar en el puesto 250, o terminar el último, pero terminar; o símplemente llegar hasta el kilómetro 3 y conseguirlo; eso es el éxito y lo demás chorradas. 

Es lógico que cada uno lo veamos desde nuestra propia óptica, y voy a poner un ejemplo fácil de comprender. Según el criterio de algún organizador (cada vez menos), vale más el podium de chicos que el de chicas; por lo tanto los premios son diferentes. En alguna ocasión se ha decidido salomónicamente no dar un premio a una participante, porque eran pocas o casi ninguna chica, y sin embargo y volviendo al asunto del esfuerzo, "todos", tanto unos como otras se han esforzado en la medida de sus posibilidades, y "todos" se han ganado el premio que les correspondía por igual.

Los primeros merecen, como no, nuestros aplausos, pues evidentemente también se han esforzado; pero no nos olvidemos, que otros muchos más han corrido en el mismo circuito y sufriendo con toda seguridad mucho más; de modo que comencemos esta vez la clasificación por:

Juan Ramón, Mila, Eustaquio, Jairo, Jorge, Jesús Angel, David, Carlos, Ana etc...

Las fotos como siempre, sin prisa pero sin pausa aquí, cuando termine, pondré "Fin":





7 ene. 2013

TRANSCANDAMIA 2013

TRANSCANDAMIA 2013

Se terminó, finito, una prueba más para la historia.

Hay una película titulada “Los 400 golpes”, que habla de la falta de cariño, de un mundo carente de ilusión, de la dureza con que nos golpea la vida. Hoy han sido 400 los participantes que han recibido el cariño del público, que han disfrutado con ilusión como cuando eran niños y que han aprendido que por dura que sea la vida, con un poco de garra, voluntad y empuje, en nuestras manos está la solución.

Había una gran expectación este año con esa prueba, ha habido discusiones sobre el precio de la inscripción, ha habido discusiones sobre la categoría de la carrera, pero eso ya es historia.

Ha sido un día excelente en lo climatológico, sobre todo porque ha permitido a muchos visitantes, acercarse a diversos lugares del recorrido y disfrutar un montón con las subidas y bajadas de los corredores.

Si la primera transcandamia creó expectación, sobre todo en aquellos que desconocían este tipo de eventos; este año, la mayoría ya estaban avisados, de modo que al menos que yo sepa por ese lado, no ha habido queja alguna.

Algún pequeño despiste sin importancia, más por dejarse llevar por la inercia que otra cosa, pero sobre todo mucha expectación dentro y fuera, que al fin y al cabo es lo que interesa, un número suficiente de participantes y sobre todo mayor número de espectadores, que con sus gritos de ánimo son capaces de transformar una “carreruca” en toda una señora carrera.

La cosa me da que va para largo, el lugar es espléndido, y encauzadas las cosas como se debe; el nivel de participantes no se va a reducir en el futuro, sino todo lo contrario.

No puedo estar más de acuerdo con lo que he escuchado al señor Anibal; algo parecido a esto: “podemos definir la transcandamia como una aproximación, un aprendizaje para aquellos que quieran participar en carreras por montaña”; y ese creo que debe ser el espíritu que reine en esta prueba, haya mil o mil quinientos de desnivel acumulado, porque por lo general el aprendizaje es sinónimo de diversión, y esa es justo la palabra que yo más he utilizado para referirme a la Transcandamia, y sigo pensando que es una prueba donde prácticamente todo el mundo puede probar y sobre todo disfrutar de lo lindo, incluso llegando a meta, con algún que otro resbalón.

A otros niveles, no puedo juzgar, pero desde luego la organización se lo ha currado y me imagino que muchos van a dormir hoy a pata suelta. Tal vez algunos hayamos echado de menos la participación de algunos corredores punteros que en principio habían anunciado su asistencia, y me consta que alguno de los participantes lo hubieran deseado por ese plus que supone pelear contra los mejores aún a costa de que te dejen tirado a las primeras de cambio.

Ha habido varios corredores con más que probada experiencia en carreras por montaña que han dado su opinión, y esta no ha podido ser más favorable.

Yo personalmente, y me repito, hubiera deseado unas condiciones un poco más extremas. El barro que cubría buena parte del recorrido hace poco más de una semana hubiera dado un empujón definitivo a la Transcandamia, pero tiempo habrá para que se den circunstancias similares, y todos lo disfrutemos desde dentro o desde fuera de la carrera.

Para mi, (y me vuelvo a repetir), la Transcandamia tiene mil posibilidades de crecer, de agradar y de convertirse en un referente nacional, todo pasará por ponerle ilusión y ganas, el resto llegará tarde o temprano.

Mis felicitaciones a todos (y en ese todos, por si alguien tiene dudas, están ellas por supuesto).
.

6 ene. 2013

Vizcodillo

Este sábado, tocaba caminata y por variar un poco esta vez nos hemos acercado a la finca del gran Santi Nistal, la verdad es que no le hemos pedido permiso, pero seguro que no le importa.

Un día expléndido más de primavera que de un mes de enero del 2013 que debería haber traído más nieve y más carbón a una ciudad tan desabastecida como esta.

La ruta no es muy larga, tampoco exigente, de modo que cualquiera puede hacerla sin ningún problema y disfrutar de unos paisajes que nunca defraudan en esta hermosa provincia de León.

Pablo y María, María y Pablo, evidentemente llevan la voz cantante; es extraño que un día como este solo nos hayamos encontrado a tres caminantes por una ruta que parece una pequeña torrentera de tanta piedra como aporta al caminante.

Hemos disfrutado de un regalo de antiguos reyes, pero sin tanta parafernalia como aquellos que venían a Babia a matar el rato y algún que otro capón, cabrito o similar.

La próxima vez ya se verá, lo importante es no dejar de caminar.

Mañana tocaba entrenamiento, pero nos vale perfectamente la transcandamia, de modo que allí nos veremos en un terreno que los inexpertos disfrutarán mucho más al saber que gracias al aire y la buena temperatura no encontrarán el barro con el que tanto temían resbalar hace una semana.

Esperemos que algo quede aunque sea puntualmente, para que no se les haga aburrido al resto.