RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

4 feb. 2013

CASTROCONTRIGO -LIGA DE CAMPO A TRAVÉS

CASTROCONTRIGO, SEÑORÍO DE LOS NISTAL

Ya le vale al Señor Santiago, si le dejas, acapara todas las pruebas que tengan como ingrediente, el campo, la tierra, la roca o el mismísimo demonio.

En esta ocasión la cosa discurrió sobre un mullido terreno de agujas, ramas y algún arbolito caido "sin querer". Un recorrido sencillo aderezado por el sol y sombra que te da correr por un extenso pinar, y algún repechín para animar las piernas que pese a la corta distancia de la prueba, dió mucho de si.

Nos tenemos que felicitar porque, esta, entre otras más de las que organiza  el amigo Santiago Nistal; (y no se porqué barrunto que se me queda alguna en la mochila); ha sido dentro del formato de campo a través, un recorrido, que no ha dejado a nadie indiferente, un recorrido alegre y excelente para el que quisiera o pudiera apretar el acelerador a tope y que nada ha tenido que ver evidentemente con la Tilenus xtreme, una ambiciosa prueba todo terreno para auténticos gladiadores, y con platos de todos los sabores, donde corredores por un lado y ciclistas por otro disfrutan de lo lindo con los paisajes que nos regala esta zona privilegiada donde las haya; y nada que ver tampoco, con la Peña del Tren, destinada a aquellos que no tengan miedo a vivir por instantes en el mismísimo infierno, que parece ser del agrado de los más reconocidos pateadores de rocas a lo largo y ancho de nuestra piel de toro.

El día verdaderamente acompañó, sobre todo para los que nos acercamos a husmear por allí como andaban de patas los rivales; que pudieron haber sido más y hubieran puesto la cosa mucho más interesante aún, si no fuera porque el mismo día se celebraba otra prueba de similares características, que evidentemente obligó a escoger entre una de las dos.

Bien es cierto que cada día tenemos más donde escoger; pero descuidar detalles como este, que si no he escuchado mal,  se volverán repetir, no tiene ningún sentido, salvo descuido o capricho; de modo que no estaría mal que tome nota quien pueda alterar el curso de los hechos para no obligar a escoger, máxima, cuando muchos de los presentes a juzgar por sus opiniones, en Castrocontrigo, hubieran deseado participar en ambas.

Es lo que tiene el juego de la oferta y la demanda, que durante un tiempo todo va viento en popa, hasta que como en el cuento de la lechera se rompe el cántaro y con él las ilusiones; y sin ilusión, la magia de las carreras, sean del signo que sean desaparece para transmutarse en cosas que un día sucedieron.

Pongamos un poco de sentido común, señores... que hay para todos.