RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

25 abr. 2013

COPA DE ESPAÑA DE CARRERAS POR MONTAÑA 2013/OTAÑES.


COPA DE ESPAÑA DE CARRERAS POR MONTAÑA- OTAÑES (CANTABRIA) 1ª PRUEBA.


El domingo pasado se celebró la primera prueba de carreras por montaña en línea, de las cuatro que se celebrarán desde abril a setiembre.

Las próximas serán en Lanzarote el 15 de junio, en Zumaia el 21 de julio y en Granada el 15 de setiembre.

Otañes es un pueblecito cántabro que cuenta con un reducido pero interesante patrimonio cultural y natural, pero sobre todo muchos lugares próximos por donde perderse a gusto.

La prueba por lo poco que puede observar, bien organizada y sin una dificultad excesiva, que hizo las delicias de los allí presentes, como por otra parte suele ocurrir entre los asiduos a este tipo de pruebas.


El día acompañó, nada que ver con los menos cuatro que marcaban los termómetros a nuestro paso por Reinosa. Día soleado pues, pero con una temperatura, que no asfixió en ningún momento a los participantes, aunque sudasen lo suyo, pero por otros más que evidentes motivos.

Buen nivel y número de participantes que dieron para hacer unas cuantas FOTOS (bastante regulares), que cuelgo en esta dirección:



22 abr. 2013

E S C L AV I T U D


De esclavos, siervos y demás especies…

Esclavitud, servilismo, sometimiento, dependencia, son conceptos muy próximos que no tienen fecha de consumo preferente ni de caducidad.

El arte del sometimiento, es tan antiguo como el mundo, tan jugoso como el mejor de los negocios, tan suculento como el más extraordinario de los platos y tan eficaz como el más dulce de los perfumes.

El esclavo tiene su utilidad, pese a quien pese; y que haga todo lo que se ordena sin rechistar; tal vez tenga algo que ver en todo ello.

Visto como moneda de cambio; su valor ha variado con el paso de los siglos. Hubo una época en que era tan escaso, que como individuo, el cero era su dígito, de tal modo que vivir o morir, se encontraban en la misma cara de la moneda. Con los avances industriales, pero sobre todo con la abolición de la esclavitud, una nueva moralidad se instauró por doquier; y ahora, lo que predomina son los esclavos virtuales.

Si en teoría, nadie es ya propiedad de nadie, en la realidad la cosa cambia, y aunque no nos aten con cadenas ni nos azoten con un látigo; la mayoría estamos presos de una rabiosa actualidad económica; no en vano parece que la esclavitud va estrechamente ligada al capitalismo, que por cierto, y dicho sea de pasada, no ha nacido hoy.

Un tal “Santo Tomás”, afirmaba que es cosa natural que un hombre dependa de otro; pues se origina una especie de simbiosis, que favorece tanto al amo como al siervo. Si este es podemos decir un argumento filosófico; hay otro de carácter político-económico que viene a decir que “la esclavitud proporciona grandes beneficios” y en esas estamos ahora mismo.

Las estrategias modernas para prolongar el mantenimiento de la servidumbre, han dado sus frutos (no en vano la esclavitud fue un excelente aprendizaje para los negreros) y desde luego, nada tienen que ver con los métodos utilizados en otras épocas.

Una de las más grandes mejoras conseguidas en los últimos lustros; patrocinada por el propio estado, con ayuda de los grandes medios, es la posibilidad de elegir a nuestros nuevos amos.

Hoy día, es tritemente habitual, estar atrapado “con todas las de la ley”; ahora que ya no hay ataduras visibles; hay campañas imperceptibles al ojo humano, que poco a poco nos van privando de la poca libertad que nos queda; transformándonos, de ciudadanos-basura, a siervos del poder o lo que es lo mismo esclavos del capitalismo moderno.

16 abr. 2013

DUATLON CIUDAD DE LEON 2013 - (I Copa de Duatlón 2013)

COMENTARIOS Y FOTOS

Vamos a cambiar de nuevo de tercio, se ha celebrado una nueva prueba de duatlon en León, lo que tiene que quedar bien claro, es que no es ni mucho menos la primera como parece que se ha dicho en algún medio, pues aunque tal vez sin tanta repercusión, hace algunos años que se llevan celebrando pruebas de este tipo en nuestra ciudad.
 
Voy a aportar algunos datos, porque creo que merece la pena:
 
Las primeras dos, fueron en Navatejera en la modalidad de duatlon.
Luego vinieron cuatro en la capital, una de las cuales sería campeonato de castilla y León.
La tercera fue triatlón en la zona del Palacio de Deportes haciendo la natación en la piscina.
Luego vinieron tres pruebas más en Villaquilambre.
Y no podemos olvidar las siete pruebas de Triatlón celebradas en Villameca, de las que precisamente ayer se colgaba la presentación de la octava.
 
 

 Esta es la página del club:            http://triatlonleon.blogspot.com.es/.

Si ha habido otras, lo desconozco; estas han sido organizadas por el club TRIATLÓN LEÓN.

 
Si alguien precisa alguna información adicional, puede preguntar por uno de los máximos responsables de estos eventos, se llama Ramón; seguramente muchos de los que participaron en marchas cicloturistas con el amigo Cardo saben de quien hablo, y muchos de los que han participado en escursiones por las montañas leonesas también; en la casa de Asturias, supongo que es de sobras conocido; es un hombre humilde que en ningún momento ha buscado protagonismo, pero que en esto de organizar es un "hacha" y merece ser citado por su buen hacer en todos estos campos.
 
Y volviendo a la prueba, decir que resultó más que interesante, pero que debe mejorar para próximas edicciones. Yo personalmente solo he visto dos puntos que revestían cierto peligro y que fueron solventados por personas anónimas de las que una de ellas fue precísamente Ramón, que rápidamente vio como en la zona de la junta se podían originar accidentes al reunirse por un lado los de cabeza con los últimos en incorporarse a la transicción en bicicleta. Justo al otro lado, una alcantarilla que fue adecuadamente tapada con un cono por uno de esos voluntarios anónimos a los que tanto hay que agradecer;  había aquí otro punto realmente peligroso, pues una rueda dentro de esa alcantarilla pudo haber provocado un grave accidente.
 
Precísamente tengo aquí la foto de ese voluntario (que estaba acompañado de otro que siento no recordar):
 
 
También se ha hablado de algún fallo en la señalización por parte de los participantes venidos de fuera; pero ese punto lo desconozco; por tanto me limito a transcribir lo que he oído por si puede ser de interés para la organización.
 
Resumiendo, fallos comprensibles en una primera organización, pero que deben evitarse a toda costa en las próximas.
 
En mi opinión, yo creo que el público disfrutó de lo lindo, el día fue perfecto, el elenco de participantes extraordinario y estoy seguro de que no solo repetirán para la próxima, sino que se traerán más participantes consigo.
 
Por otro lado, también es de agradecer que se de cabida a la participación de los más jóvenes, tan necesitados de deportes al aire libre que les alejen de tanto aparatejo electrónico como les meten por los ojos a diario.

Las FOTOS  aquí:   http://lacampona.blogspot.com.es/2013/04/vamos-con-el-duatlon.html
 

10 abr. 2013

ME GUSTARÍA MUCHO SER COMO MI PAPÁ.


Cuando papá tenía mi edad, jugaba al tenis y por lo que me ha contado ganaba muchos partidos; incluso una vez ganó un campeonato provincial por parejas, a pesar de que su compañero era un paquete.

Yo también llevo cinco años jugando al tenis; pero por mucho que intento ser como él, no lo consigo; y para colmo, cada vez estoy más a disgusto y noto como voy perdiendo fuerza y como cada vez tengo menos ganas de ir a entrenar; supongo que seguramente tiene toda la razón cuando me dice que no valgo para nada.

Los lunes miércoles y viernes alquilamos la pista y me intenta enseñar alguno de los trucos que le hicieron famoso; como un saque que él llama “de rosquilla”, que es como un liftado pero con un toque especial que hace que la bola en cuanto toca el suelo se desvíe de su trayectoria.

Los martes, jueves y sábados tengo un entrenador y algún domingo partido. Sinceramente, estoy un poco harto del tenis, y papá me lo ha debido notar, porque ayer mismo, me dijo que, para lo que estoy haciendo, mejor sería que lo dejara, porque jamás lo voy a conseguir; pero como yo no quiero defraudar a mi papá, el martes allí estaba yo en la pista intentándolo de nuevo. Papá se puso muy contento y me dijo: “así se hace hijo”. Ahora me dice que sí puedo, pero aunque pongo todo el interés del mundo, veo que esto no es lo mío; continúo un tiempo, hasta que llega un momento en que ya no me apetece ni entrenar, ni estudiar, ni tan siguiera salir con los amigos; no sé qué me pasa, pero estoy triste y no dejo de pensar que así, esta vida no vale la pena.

Mis notables se has deslizado discretamente hasta el aprobado y para colmo, esta evaluación me cargo las mates y la historia. De nuevo vuelvo a escuchar el “no sirves para nada” y el “yo a tu edad…”; pero ahora las voces de mi padre me llegan como de lejos y me da igual; bueno, igual igual, no me da, esa es la verdad; pero no tengo ganas de volver sobre lo mismo, no quiero discutir, he aceptado lo que soy y me encuentro como un coche subiendo una cuesta en punto muerto a punto de perder la inercia.

Odio despertarme por las mañanas; ahora mismo, no sé qué pinto aquí; algunos de mis amigos me llaman para salir, pero no quiero ir ni a los cumpleaños (con lo bien que lo pasaba). Verdaderamente lo estoy pasando muy mal; antes había pequeñas cosas que me motivaban, que me estimulaban y me hacían feliz; ahora mismo, no se cual es mi papel en esta mierda de vida.

El miércoles, yo que nunca he matado una mosca, me pegué con uno del “B”; en realidad, no me hizo nada, pero tropezamos en el pasillo y no sé que me pasó, pero solo me faltó echar espuma por la boca. Pensar que tengo que entrar en casa y aguantar una vez más los sermones del viejo, me enciende, me pone de los nervios y cada vez lo aguanto menos; para colmo el viernes, cita con el tutor; seguro que de esta me echan. Pues si es así, a tomar por el saco.

He estado hablando con el tutor más de hora y media. Me ha contado que en la vida hay etapas que se nos antojan muy duras, pero, no lo son tanto si sabemos verlas con los únicos ojos que tenemos, es decir, los que están bajo las cejas. Que la mayoría, mira con los de los demás mientras cierra los suyos, y que eso mismo es lo que a mí me pasa.

Me dice que miro con los ojos de mi padre, y eso no tiene sentido, pues no es, ni mi propia realidad, ni la suya; y que es evidente que la mía, nada tiene que ver con jugar al tenis.

Cada uno nacemos con unas cualidades (me dice), que nos hacen particulares y únicos. Por desgracia, la sociedad no lo tiene en cuenta y se empeña en darnos el papel equivocado. Hay que ir a misa los domingos, disfrazarse de “normal”; hay que decir “amén”, “si” y “de acuerdo” aunque no nos guste; y a veces, hay padres que sin querer, mutilan las ilusiones de sus hijos.

Una cosa es respetar a los padres, y otra ser esclavos de sus ambiciones, de sus sueños o de sus frustraciones; lo segundo destruye nuestra autoestima, que podríamos decir que es la estimación (valoración), que cada uno hace de sí mismo a lo largo de su vida; de modo que cuando lo hecho satisface, la autoestima tiende a crecer, provocando que nos valoremos más; por el contrario cuando buscamos satisfacer los deseos de los demás, tiende a mermar, hasta llevarnos a un punto crítico, que tiene por nombre “depresión”.

Creo que lo he entendido bien; pero la duda me consume ¿lo entenderá también papá?.

3 abr. 2013

DEVORADORES DE KILÓMETROS


DEVORADORES DE KILÓMETROS

A todos (o casi), nos ha hervido la sangre en alguna etapa de nuestras vidas; y también a todos (o casi), nos ha ocurrido que poco a poco vamos aparcando esa exaltación, para ir engrosando las filas de los que buscan el camino a través de la sabiduría que nos regala el conocimiento (aunque nos llegue cuenta gotas.

En cierto modo, deberíamos tener objetivos intercambiables como los aparatos de fotos; para poder tener “otras perspectivas de la realidad”.

Los devoradores de kilómetros, tienen un objetivo, pero no es el suyo. Son aquellos que viendo al campeón de turno meter, por poner un caso, “cinco horas diarias de montaña”; ellos “copian”; y, utilizando una lógica infernal, añaden una o dos horitas más, puesto que la regla de tres que nos enseñaron en el cole nos dice: “si haciendo cinco horas, eres el mejor; con siete, ya es que te sales.”

Cuando la ambición, sobre pasa cierta medida, se convierte en estupidez. El tema sobre la distancia recorrida, va y viene como las mareas, pero me da, que cada vez son más los que han llegado a la conclusión (por propia experiencia); de que demasiados kilómetros no son buenos a la hora de obtener resultados.

En las carreras que tienen que ver con las montañas, ocurre otro tanto; te encuentras a menudo, deportistas, cegados por la idea, de que a mayor distancia, mayor rentabilidad; de modo que si no fuera porque el cuerpo no respondería bien a tanto exceso, algunos no pararían ni para soltar lastre en todo el día. A mi esa regla, será que soy muy zopenco, pero no me sale.

Si para competir en 5kms hay quien hace 15 series de 200, al menos una vez por semana, ¿Cuántas serían necesarias para preparar 150kms?. Yo no sé vosotros, pero yo no me veo capaz de meter 450 series, ni de 200, ni de 20 metros.

Vamos con otro ejemplo; si para una media maratón es habitual hacer rodajes de 14, 16, e incluso más de 20kms, en una sola sesión, ¿Cuánta distancia habría que entrenar para los mismos 150kms?. La misma regla anterior, nos da una distancia de entre 105 y más de 150kms. Tampoco esta vez me veo capaz.

Los mejores especialistas tardan alrededor de 50 horas en completar la conocida “Tor des Geants”; por la misma regla, ¿Cómo es posible que finalicen si es totalmente imposible hacer sesiones de más de 24 horas?.

Por más que todos hayamos tenido compañeros que sin dar un palo al agua sacan sobresalientes; creo que no me equivoco al afirmar, que son las excepciones que confirman la regla. Lo mismo pasa con las largas distancias; hay deportistas excepcionales que son capaces de cosas excepcionales; la gran mayoría no estamos en ese rango, por lo tanto nuestros entrenamientos deberán ser, más racionales, pero y sobre todo más acordes a nuestra propia individualidad.