RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

27 ene. 2014

TROTABUHOS CASTROCONTRIGO 25 DE ENERO DE 2014

MARCHANDO OTRA DE TROTABUHOS

Superior, excelente, sobresaliente, grandiosa la noche sobre esta pequeña población que nació como un campamento militar, a principios del año cuatrocientos de nuestra era.

Uno se imagina a los soldados haciendo guardia con un cielo tan estrellado y como dirían algunos “lo flipas”. Yo tengo que confesar que siempre que me encuentro al Santi este, con su barba y esa pinta tan característica suya, me lo imagino vestido con un “amictus”(1) sobre la subúcula(2) y a la cintura un enorme cingulum(3) con un pasador de oro puro, rematado todo ello con un precioso “pileus”(4)sobre la cabeza y sus calceis(5) si era festivo o sus cáligas(6) si era día de faena. No hubiera ligado el tío ni nada con lo que molaban en aquella época, los hombres con mucho pelo en la cabeza.

Como decía; una noche radiante para salir al monte. A eso de las nueve de la noche se dio la salida, y como siempre algunos salieron disparados como si les fuera en ello la vida; seguramente a causa de cierta patología, a la que los griegos denominaron “El hubris”(7).

Yo por mi parte cogí la punta sin demasiados agobios; o pensé que esa era mi posición hasta que apareció un elemento por detrás farfullando no se que del gepeese y los satélites; el caso es que el tío, tras aguantar un rato a mi lado, decidió irse para adelante (!); de modo que otra vez era yo de nuevo la punta.

El recorrido; matador, y me quedo corto, que conste; ya de salida había que cruzar un pequeño puente de cemento, de poco más de medio metro, sin barandilla, sobre un río infernal, que solo mirar para abajo, se te ponían los pelos de punta, pues el fondo ni se veía. Por un pelo, no hubo desgracias, pues justo por allí treinta centímetros salvaron a una corredora de caer al vacío.

Tras vueltas y revueltas por el monte, escalamos una cuesta, con tal inclinación, que más de una pensó que el Santi nos enfilaba directamente para el más allá.

Eso sí, la señalización, impecable, una banderita reflectante por aquí, una flechita por allá, e incluso en cada punto conflictivo, unos paisanines con sus todo terreno por si había que desalojar al personal, y que no paraban de animar con gritos del tipo “venga tíos que es para hoy” “vamos hombre que hace ya más de dos horas que pasaron los primeros” y cosas por el estilo, que la verdad, siempre animan. Eso sí, un poco machistas, porque a mis compis; las pobres, ni caso.

Las bajadas cosa de película; aquí no creas que podías deslizarte de culo, salvo que fueras masoca; porque menudos piedráncanos que hay por estos montes. Menos mal que nos colocaron un par de amarres que nos permitieron realizar excelentes cordadas, porque de otro modo, habríamos salido todos en los noticiarios.

No faltará quien piense que exagero, pero algunos puntos del recorrido, eran verdaderos laberintos; encrucijadas preparadas para desorientarnos y hacernos sufrir; solo diré que en algunos tramos si mirabas al suelo tropezabas con las ramas y si mirabas para arriba con las raíces que parecían estar allí colocadas a propósito.

Yo la verdad, no me quejo, porque lo pasé genial y además disfruté de una buena compañía. En una de las revueltas el Santi, se ve que contrató al chico ese del famoso “tren de la bruja”; de modo que cuando aparecimos por donde estaba escondido; salió dando gritos como un loco desde detrás de un árbol, con tal maestría, que la chica con la que estaba en ese punto, se me abrazó con tantas ganas, que mientras la sujetaba con una mano, con la otra ya le estaba enviando un “guasas”(8) a la mujer con el siguiente mensaje “lo siento cariño, no me esperes, que me he enamorado de otra”; en mala hora lo envié, porque la chica en cuestión, en cuanto puso los pies en el suelo, también los puso en polvorosa y visto y no visto, que ni al picoteo se quedó.

Ya a las tantas, una vez de vuelta, y tras más de dos horas pelando un frío del copón en la puerta de la calle; me toca discusión con los municipales que me querían llevar al cuartelillo por vagabundo; menos mal que apareció el vecino del sexto y pudo confirmar a duras penas mi identidad.

Luego, lo que me faltaba; que tampoco me abrían la puerta; yo que si era broma cielin, que si fue cosa del Iván que estaba de guasa, que si me pase con el orujo; el caso es que a las seis de la mañana, no supe que decirle a la vecina harta ya de tanto ronquido en la caja de escalera.

A ver si con un poco de suerte la mujer se levanta de buenas, y queda todo en una anécdota.

1. Toga romana para el exterior del cuerpo.
2. Túnica interior que hacía las veces de pijama.
3. Cinto romano.
4. Gorro o sombrero romano.
5. Sandalia tradicional.
6. Sandalia con clavos para mayor tracción sobre terrenos complicados).
7. Ego desmedido, sensación de tener dones extraordinarios que le permiten a uno enfrentarse a los propios dioses.
8. Que vienes a mirar aquí tonto el haba. ¿Me vas a decir que no sabes lo que es un WathsApp?.

ESTOS PATROCINADORES, NOS REGALARON LAS CAMISETAS...














20 ene. 2014

CAMPEONATO AUTONÓMICO DE MARCHA ATLÉTICA DE CASTILLA Y LEÓN Y EXTREMADURA

En los tiempos que vivimos, tal vez se vuelva habitual celebrar conjuntamente pruebas que por lo general se realizan individualmente. En realidad siempre es una opción interesante, pero no porque vivamos tiempos de crisis, sino, porque es la posibilidad de que sobre todo, niños de una comunidad mantengan relación con niños de otra, sobre todo cuando les mueve la misma afición por esta especialidad como es la marcha atlética.

La pega que desaparezca una oportunidad para los atletas de realizar una marca mínima, pues lógicamente habrá menos competiciones, aunque por otro lado, desgraciadamente, no es habitual, un consenso entre comunidades a la hora de confeccionar el calendario al menos de marcha (que yo sepa).

En esta ocasión esta prueba coincidía con otras muchas, sobre todo el regional de campo a través en modalidad "corto", que siempre atrae mucho más público; no obstante la elección del circuito, no ha sido muy estratégica en mi opinión; y no entiendo muy bien cual es el motivo, no se si de los políticos que no saben aprovechar una competición de este tipo en lugares céntricos, donde los viandantes a buen seguro disfrutarían de lo que para muchos aún es una novedad que puede ser practicada por cualquiera; y de hecho es entre los mayores tal vez la modalidad más utilizada a la hora de hacer ejercicio, aunque no existan reglas ni jueces.

Por si fuera poco, las prisas y los grandes desniveles, no permitieron realizar grandes marcas a aquellos atletas que buscaban mejoras en sus tiempos o mínimas para poder participar en el campeonato de España a celebrar próximamente.

Sea como fuere, los chicos se lo curraron, y afortunadamente el día más o menos acompañó, pues no hizo el frío que se preveía en un principio, y todos lucharon dentro de sus posibilidades hasta donde pudieron.

Lo mejor, tal vez, que sigue habiendo afición a pesar de la escasa atención que se sigue prestando a la especialidad por parte de unos y de otros; por un lado sigue faltando una política de empuje en lo que se refiere a la marcha, de tal modo que incluso si escribimos "marcha atlética" en google; aparte de algunas fotos y vídeos y la Asociación  Española de Marcha Atlética que siempre está presente, podemos ver entre las primeras entradas, cosas como esta " El marchador granadino, implicado en 2009 en la Operación Grial, deja el atletismo a los 34 años por falta de "motivación para seguir luchando y peleando con ...". Quiero decir con todo esto que no aparecen entradas nuevas o dicho de otro modo que se mantienen las que había hace ya un montón de años, evidentemente con alguna salvedad.

Seguimos siendo, se mire como se mire, la punta de lanza del atletismo español, y la prueba más evidente, la tenemos en la reciente entrega de premios a los mejores deportistas entre los que se encuentran varios marchadores como Miguel Angel López, un jovencísimo atleta ya consagrado, y otros mucho más jóvenes recibiendo premios por su trayectoria, así como otras personas relacionadas con esta disciplina, como el entrenador Jose Antonio Quintana o el juez Angel Nieto.

No se trata de alabar una disciplina en detrimento de otra, puesto que no hay ninguna más importante que las demás; pero tampoco se trata de dejarla de lado (al Cesar lo que es del Cesar).