RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

22 jul. 2014

Deseando P A Z.

En algunos diccionarios, podemos encontrar esta definición de Palestina: “país del Próximo oriente, que tiene un gobierno autónomo, dentro del territorio del actual estado de Israel”; y sin embargo no paramos de oír hablar de territorios ocupados y hasta violados. (¿Y, el estado Palestino?).

Existe un proyecto entre otros en Israel denominado: “Eretz Israel”, cuyo objetivo sería recuperar la “tierra prometida”, legado evidentemente del señor Abraham, hace unos miles de años; y en ello están; sin embargo, no deja de llamar la atención que durante la ocupación británica (primera guerra mundial), la población de Palestina estuviera constituida por un 80% de árabes un 10% cristianos y que la población judía por aquél entonces no llegase al 10%.. Y sin embargo...

La declaración de Balfour, por parte de los ingleses, fue el pistoletazo de salida para una ocupación consentida, que no culminó ni mucho menos con el mandato de Naciones Unidas de 1948 como lo demuestran los más de 500 muertos de estos días.

Monsieur Barack, ha dispuesto recientemente, una partida muy importante de dinero en ayudas a Israel, (por ello muchos piensan que también llevan los muertos palestinos bajo sus conciencias), pero es que si volvemos la vista atrás, veremos que todos sus predecesores prácticamente han hecho lo mismo; alguien podría decir que solo defienden sus intereses, (bases estratégicas y laboratorios de guerra); pero no seamos hipócritas señor Margallo, llamando guerra a una clara invasión y violación de los derechos humanos (¿cuántos palestinos han muerto por cada víctima Israelí?).

Veamos por contra con que ayuda cuenta Palestina; por un lado tienen a Hamás (¿lo tienen?) y comprobaremos que la americana consiste en participar en simulacros sobre negociaciones de paz y la real solo de organizaciones humanitarias; y yo me pregunto si no habrá llegado el momento de disolver organismos como la ONU, que tantas veces ha demostrado su incompetencia.

Otro dato curioso, tal vez no muy conocido; es que si repasamos la historia, veremos que los más generosos con el pueblo judío, han sido con diferencia los pueblos musulmanes. Así, mientras los judíos eran expulsados de España y otros lugares, un conocido Sultán defensor del islam, llamado Saladino, les invitaba a volver a Palestina.

Tampoco olvidemos que Netanyahu, no está en el ala derecha de la política, como piensa una gran mayoría, sino prácticamente en el centro, y desde luego muy a la izquierda del “Hogar judío”, un partido ultra derechista, muy influyente en la toma de decisiones del gobierno, y muy similar en el formato a aquellos que llevaron a Hitler al poder, con las consecuencias que todos más o menos conocemos. Y lo que hay que ver; ahora que ya no tenemos muro de la vergüenza en Europa, lo tenemos en Palestina-Israel.

Veamos otro parecido con la historia; igual que hubo alemanes que rechazaron las políticas asesinas del régimen y fueron estigmatizados, otro tanto ocurre en Israel, no se habla mucho de ellos y se les trata como perros, unos materializan su rechazo con música, otros con firmas, y otros de viva voz, pero están ahí, para demostrar que aún existe gente sensata que lucha por los derechos de sus vecinos.

Si Israel tuviera la misma capacidad militar que Palestina, un pequeño cálculo nos daría aproximadamente un noventa y pico por ciento menos de muertos, y eso son unos cuantos miles menos. Si eso lo trasladásemos a los Estados Unidos, hablaríamos de millones. Pero parece que esto simplemente es una cuestión de hegemonías, la de los americanos del norte en el mundo y la de Israel en la zona árabe (quien sabe si no se habrán tornado ya los papeles).

Mal vamos si seguimos pensando que la única solución para mantener la paz es estar en posesión del mayor arsenal posible; la evidencia, nos demuestra que esta solución, solo beneficia a las multinacionales armamentísticas y a los políticos corruptos, al tiempo que los conflictos, son la mejor oportunidad no solo para mantener el suculento negocio, sino además la excusa perfecta para llevar a cabo acciones que en tiempo de paz, serían vistas por el mundo como injusticias, o simplemente asesinatos.

Ahora que sabemos donde están los verdaderos terroristas, (cerca de un 80% de víctimas civiles)¿Sentarán alguna vez a los responsables de los asesinatos en el banquillo como ocurrió con responsables nazis tras la segunda guerra mundial?

Las políticas de guerra, no han variado un ápice a lo largo de la historia, por lo que siempre será necesario crear un MALO MUY MALO, para que podamos aplaudir la llegada del LLANERO SOLITARIO.