RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

5 nov. 2014

¿POR QUÉ PODEMOS?



¿Por qué Podemos?

Durante todos estos años los partidos alternativos, han tenido su oportunidad para demostrar a los votantes sus intenciones, pero todos se han sentido a gusto en la barca; no solamente porque remaban otros, sino sobre todo porque el viaje no solo era gratuito, sino que ofrecía expectativas de futuro interesantes a nivel personal.

Por primera vez, alguien pone el acento en la ciudadanía y lo lleva al terreno político (no sin dificultades), y ese paso que efectivamente pudo haber dado otro partido es lo que marca la diferencia.

No podemos olvidar que uno de los mayores ataques a “Podemos”, consiste en insistir una y otra vez en que practican el populismo, pues bien veamos el significado de un par de palabras:

Populismo: Doctrina política que dice defender las aspiraciones e intereses del pueblo

Populista: Se aplica a la persona que en su discurso defiende los intereses del pueblo, pero solo para conseguir sus votos o su apoyo.

Otro tanto ocurre con la palabra “Demagogo”:

Persona, por lo general político o dirigente, que con su actuación y actitud trata de complacer a la gente para atraérsela y conseguir su apoyo”.

Si no he observado mal, a lo largo de estos últimos años de democracia ¿hay algún partido político que no haya practicado el populismo en el sentido populista?, yo no conozco ninguno. Volvamos al diccionario:

se dice que los demagogos manipulan los sentimientos de los votantes”.

Se les acusa de no querer pagar la deuda, olvidando algunos detalles, primero que hablan de no pagar la deuda ilegítima, por ejemplo aquella que han originado los bancos por prestar dinero que no tenían por encima de sus posibilidades, o por invertir con avaricia en activos tóxicos, y lo segundo que el daño no afectaría tanto a los ciudadanos, sino a los beneficios de la banca y otros sectores empresariales muy alejados de la población en general.

Hasta cierto grupo empresarial de máximo nivel que se hace llamar instituto de la empresa familiar (que finos con él nombrecito), está más preocupado por un futuro con podemos, que con el uno sobre diez con el que puntúan al gobierno de Mariano.

Es posible que de llegar Podemos al poder, en un par de años comience la compraventa de políticos (como viene ocurriendo hasta ahora); es posible también que lo hagan muy mal (muchos piensan que peor imposible), hasta puede que en el peor de los escenarios, nos lleven al desastre, en cuyo caso, tal vez terminemos por darles las gracias, ya que en el camino habrán cambiado algunas cosas y al final, como poco, no habrá más remedio que regenerar esta política podrida, cuyo tufo llevamos soportando demasiado tiempo los ciudadanos.