RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

3 jul. 2015

DELINCUENTES

Primero fueron a por Grecia y nadie hizo nada, después …


Ese consorcio que algunos llaman “delincuentes europeos”, no ceja en su empeño de desvalijar Europa; llevan años experimentando con otros países, hicieron negocio con Pinochet en Chile, desvalijaron Argentina, Polonia, parte de Asia y África, de todos ellos, tal vez Rusia sea el único país donde las cosas no salieron del todo a su gusto.

Todos estos ensayos han demostrado que al final en la mayoría de estos lugares, la economía se ha ido rehaciendo poco a poco, gracias a la iniciativa de gente solidaria y trabajadores independientes ajenos a los mandatos de la Troika, y de los mercados bursátiles, gran parte de los cuales se dedicaban por cierto a las labores agrícolas.

Dicen de los EEUU, que primero fabrican mentiras y luego guerras por todo el mundo, para impedir que su negocio armamentístico se venga abajo, y la troika primero desastres económicos y luego mentiras para que muchos países, sigan enfangados en préstamos para pagar otros préstamos durante generaciones y así hasta el infinito si son obedientes o hasta el impago si deciden ser inteligentes.

En todas estas intervenciones sin excepción, los catedráticos de la economía neoliberal han demostrado que aunque seguramente todo les ha salido a pedir de boca a unos pocos, en Europa, las medidas para la población han sido un completo desastre, lo que no ha impedido que sigan aplicándolas como adictos al dinero que son.

Ahora tienen que salvar un escollo inesperado con el Gobierno Griego, y salen a relucir artimañas. Hablan de desastre económico olvidando que ellos mismos lo han provocado, hablan de desfachatez cuando son líderes en falta de vergüenza, hablan de devolver la deuda cuando el dinero no ha llegado al pueblo, mientras que la riqueza griega está ahora en manos de banqueros y especuladores; dicen que el gobierno actual va a llevar a Grecia a la ruina, olvidando que la crisis la han provocado ellos mismos (la troika), en connivencia con gobiernos anteriores.

Los signos de chulería y prepotencia son evidentes, pues prefieren destrozar el mundo que conocemos antes que consentir que salga adelante un pueblo en la miseria con un ministro odioso, que es capaz de espetarles a la cara que carecen de credibilidad por ser los que han provocado el desastre, o que les dice a las claras, algo tan evidente, como que no son los amos de Grecia o dicho en otras palabras, que los países de la eurozona no son las putitas de la troika.

La crisis que ha llegado de mano de los especuladores PRIVADOS, no es cosa de Grecia ni de otro país; y aunque el peloteo constante a esas instituciones que ninguno hemos elegido haya contribuido; ellos son los que no solo no han pagado, sino que han conseguido trasladar su deuda con el beneplácito de algunos gobiernos, al bolsillo de todos los trabajadores europeos. Mientras tanto, la gente se pregunta: “Si me han prestado dinero ¿en qué cuenta me lo han ingresado que no me he enterado?.


El FRACASO definitivamente, es cosa de tres, aunque parezcan solo uno.