RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

26 feb. 2017

VA DE VALORES

Unas cuantas personas, unos cuantos miles en realidad, han estado estas últimas semanas pendientes de los desatinos de un ayuntamiento que como ya estamos por desgracia acostumbrados decide por aquello del “aquí mando yo”, renovar la Plaza del Grano utilizando para ello al parecer del populacho mentiras y cemento casi a partes iguales.

Hasta el momento, lo último que he visto hace un minuto eran 16.034 firmantes, una cantidad muy pobre a todas luces para los que deberían haber firmado, pero suficiente para exigir que se hagan bien las cosas como por otra parte se demostró con la manifestación del pasado 23 en la que aún a pesar de que para mi gusto hay demasiado conformista en esta ciudad vapuleada por todos los estamentos y durante tantos años, fue lo suficientemente numerosa para que al menos, de que pensar a ciertas personas ancladas en la época de nobles, plebeyos y esclavos.

No voy a insistir en los dimes y “diretes”, solo en algo que me parece muchísimo más importante incluso que la propia plaza, la catedral o cualquier otro monumento de esta ciudad, por muy alta que sea su consideración a todos los niveles. Hemos caído en la trampa del desarraigo, practicamos una vida insulsa de brazos caídos en la que nuestra única y pequeña satisfacción es votar cada cuatro años a este o a aquella sabiendo (y el que hoy día no lo sepa es que no es de este mundo) que de nada sirve el voto, si no ejercemos un control sobre esas personas que a posteriori tomarán decisiones que por desgracia como vemos a diario, contra de los intereses de los ciudadanos.

Es esta pues una lucha por partida doble, por un lado se exige a alcalde, concejales y resto de partidos que no destrocen la plaza, puesto que ya se han dado muestras suficientes de que se puede mantener y con muy poco dinero en contra del abultado presupuesto que desde la alcaldía manejan como si fuera calderilla; pero por otro lado y es donde quiero hacer hincapié, todos queremos que se nos escuche, no solo el día de las elecciones, sino durante el resto de mandato. Aunque algunos políticos defiendan que tienen derecho a hacer lo que les venga en gana, puesto que les han votado, es cada vez más urgente que se nos tenga en cuenta y no para las urnas, sino para el día a día; urge que los políticos dejen de ser peleles de sus partidos y comiencen a preocuparse de las personas.

Es comprensible viendo como cada día nos desayunamos con un par o un trío de corruptos más en esta mal llamada democracia, que la gente exija que se dejen de hacer negocios millonarios a costa de nuestros impuestos, que la corrupción deje de ser el pan de cada día y aunque todos los puntos de vista son válidos, permutar la identidad, la cultura y el patrimonio de los pueblos por un tres por ciento, por un enchufe o un sobresueldo en forma de generoso puesto de trabajo, incluso por puro caciquismo, solo es comprensible desde el punto de vista de los corruptos de mente o de bolsillo.

Cada cual es libre de opinar a favor o en contra, a mí no se me ocurriría ir a casa del vecino a decirle que ponga calefacción de carbón; pero justo por eso mismo me gustaría que se me consultaran aquellas actuaciones que tienen que ver con el patrimonio que es tan mío como de cualquiera, sobre todo cuando una mayoría considerable no está de acuerdo como es el caso, y cuando como en este caso supone un gasto exagerado a la par que innecesario.

Pues eso, puedes acoplarte a la masa de indiferentes que piensan que vamos cada vez a peor, pero que no podemos hacer nada; o bien ponerte en contra, o a favor. Defiende la postura que quieras, pero te pido, que dejes de formar parte de esa masa amorfa que no se harta de poner constantemente las dos mejillas (la suyas, las de sus padres, sus hijos, hermanos etc.) , y TOMES PARTIDO.

Pd.- Hay por cierto una plataforma para recabar firmas a favor de la conservación y contra nuevos pavimentos que aquí dejo por si alguno decide sumarse a la petición: