RINCÓN POR RINCÓN: LEÓN

RINCÓN POR RINCÓN:  LEÓN
La catedrál y al fondo montes nevados

25 sept. 2015

LA FÁBRICA DE MENTIRAS



Voy a comenzar con una frase que tal vez habría que afinar un poco; pero allá va: “El mundo es así.

Vamos por la calle tragando excedentes de tubos de escape pertenecientes a vehículos que han pasado todas las pruebas pertinentes, pero que ahora descubrimos que sobrepasan unas cuarenta veces los niveles tolerables y lo soportamos.

Hemos tomado medicamentos para curarnos de enfermedades, que no solo no nos han curado, sino que nos han provocado efectos secundarios indeseables sin defendernos.

Hemos oído hablar de grupos de terror, creados por los mismos responsables que luego se han erigido en los líderes de la lucha antiterrorista.

Hemos escuchado que hay empresas en el mundo que contaminan a golpe de cheque; pues saben que las multas que van a pagar serán calderilla si se comparan con las reformas necesarias para cumplir con la legalidad.

Hemos sabido de planes y reformas muy necesarias que no eran más que una excusa para engordar algunas billeteras y callamos.

Dicen que se reduce el gasto público, pero aumenta la deuda; más se habla de globalización y de abrir fronteras y más se practica el individualismo.

Leemos a menudo que se crean organismos que pocos saben quién controla, para por ejemplo luchar contra el hambre en el mundo, y sin embargo constatamos que el hambre sigue ahí asesinando sin parar; otros se crean para lograr la paz y no desaparecen las guerras o para fomentar la salud y cada vez hay más enfermos y enfermedades raras.

Se firman tratados que luego no se cumplen por ninguna de las partes, los gobernantes dicen que lo hacen por nuestro bien cuando saben que nos van a perjudicar; nos piden que nos apretemos el cinturón mientras ellos se lo aflojan, que no tienen más remedio que recortar en sueldos, pensiones, educación, dependencia, derechos o salud pero aumentan en armamento hasta el infinito, que van a conseguir una sociedad mejor para todos cuando no tienen ni idea de como se vive fuera de la seguridad de sus iglesias y chalets de lujo.

Y aquí estamos viendo como se multiplican las mentiras en nuestro país a causa de unas elecciones, mientras de nuestras gargantas no salen más que gritos silenciosos que podemos traducir como “El que calla otorga”.


Definitivamente, El mundo, no debería ser así.